Plantas de altura


El diseño de los jardines debe aportar movimiento al mismo, jugar con planos diferentes, jugar con las alturas... para esto suelen utilizarse arbustos y árboles para crear diferentes volúmenes. Pero en el campo de las flores también podemos utilizar algunas que alcanzan alturas interesantes  y que nos permiten crear diferentes planos o efectos de escalonamiento en los parterres o macizos de flores. Es el caso de los Allium, Agapanthos, Lirios, Cannas o de las protagonistas de este post que además aportan una forma espigada que contrasta con las formas más redondeadas por lo general de la mayoría de las flores: el Lupinus polyphyllus, o Lupino o planta del altramuz. Pertenece a las leguminosas, de la familia del guisante.


Forma parte de las plantas vivaces que dan muy buen juego en el jardín, ya que son de abundante floración. Su aspecto silvestre y su riqueza de colorido da espontaneidad y alegría a cualquier espacio. Además son plantas muy generosas y producen flores durante varios meses seguidos. La gran ventaja de estas plantas es que no es necesario plantarlas cada año, pues, aunque pierdan sus hojas durante el invierno, les vuelven a rebrotar en primavera. Se suelen plantar en primavera y en otoño sobre terreno húmedo.

El Lupinus se desarrolla muy bien en bancales. Necesita sol o sombra parcial, tierra húmeda y bien drenada. En caso de heladas muy fuertes es necesario protegerlo. Y si lo pinzas tras la floración volverá a florecer más adelante.

Comentarios