Plantas del aire: las Tillandsias.



TILLANDSIA BERGERI Mez. Antiguamente Tillandsia dianthoidea var . grisea.

¿ Qué es ?
Este tipo de Bromelia pertenece a un género casi exclusivamente epifito , es decir , plantas que se desarrollan sobre un soporte sin que las raíces toquen el suelo y sin parasitar su huésped . Los ejemplares más desarrollados forman verdaderas bolas compuestas de decenas de rosetas apretadas unas con otras. Cada roseta parece de alguna manera un pequeño ágave , con hojas rígidas de extremos alargados, imbricados unos con otros. Las hojas no llevan espinas ni dientes .


El limbo es grisáceo , enteramente recubierto de escamas plateadas microscópicas que sobn capaces de absorver el agua y las sales minerales que se escurren por la planta; tienen pues , una función de nutrición. Generalmente tienen una función protectora ante la desecación: reflejan parte de los rayos solares al mismo tiempo que limitan la transpiración.

Si se abre una “bola” de Tillandsia bergeri, se ve que todas las rosetas están unidas unas a otras por una arborescencia de finos tallos recubiertos de hojas viejas secas. En el centro de la bola , los tallos se fijan al soporte ( por lo general la rama de un árbol ) mediante raíces adventicias. Son pequeñas raíces que no tienen otra función más que la de fijar la planta al soporte sin llegar a penetrar en la corteza de la planta huésped .

Los ejemplares que se encuentran a la venta en los comercios, son generalmente jóvenes y tienen a menudo una o dos rosetas . Habrá que esperar varios años para que se dividan y crezcan hasta el punto de formar una verdadera bola .


¿De dónde viene?
La especie es endémica de la provincia de Buenos Aires , en el centro-este de Argentina .
En estado natural , los ejemplares de Tillandsia bergeri forman grandes bolas sobre los árboles o soportes inertes ( como por ejemplo rocas , postes telefónicos , techos , cercas … ). Es una especie a la vez epifita y saxícola .

En este ejemplo se han fijado en carcasas de erizos para jugar con su diseño a crear una imagen fantástica.

¿Cómo cultivarla?
Es una planta muy fácil de cultivar y no requiere ningún cuidado especial . Basta fijarla correctamente  ( lo mejor es atarla con un hilo cuidando de que la base quede pegada al soporte a fín de que las raíces adventicias que van a salir puedan ejercer perfectamente el papel de fijación ). Una vez fijada la planta , se desarrolla ella sola poco a poco , a un ritmo muy lento . Si el ambiente le es favorable , producirá flores todos los años.


La posición ideal para esta planta es a media sombra o completamente a la sombra. En regiones con verano seco , es conveniente un riego del follaje de vez en cuando para acelerar el crecimiento , aunque la planta puede resistir varios meses sin lluvia . La forma de riego mejor es humedecerla con un difusor . Las plantas bien fijadas son capaces de soportar los inviernos de nuestras regiones templadas , y sobreviven sin problema a temperaturas inferiores a los -10ºC . 

La atmósfera húmeda de las regiones costeras les es particularmente conveniente .

No es necesario ningún abono, aunque su aporte puede favorecer el crecimiento. Es necesario utilizar un abono foliar ligero, o simplemente una solución diluida de purines o compost. Los demás abonos destinados a aplicarse en tierra ( especialmente los químicos ) han de evitarse si no se quiere quemar la planta.

En ningún caso la planta debe quedarse en tierra demasiado tiempo, ya que acabaría pudriéndose. Los pedazos caídos deben fijarse lo antes posible a un nuevo soporte.








Fotos: Twenty20 y Pixabay

Comentarios