La Flor del Amor


Si hay una flor que representa el amor, es el Agapanthus africanus, y lo debe a una razón puramente etimológica, su nombre proviene del griego y la palabra griega 'agape' significa amor, y 'anthos' significa flor.
En cualquier caso, se trata de una planta vivaz de hojas lineares que forman una mata densa hasta 40 cm de altura de hojas perennes, aunque sus flores pueden dar tallos de hasta 1m de altura.


Colores y utilización.
Agapanthus tiene hojas alargadas en su tallo largo y termina en un globo fantástico de pequeñas flores. Gradualmente cada uno trae un pequeño toque de primavera en su interior. Hay muchas variedades que van desde el color azul, los tonos púrpura y el blanco.
En jardinería se suele utilizar para formar grupos aislado, haciendo un macizo, o para bordear caminos o muros en semisombra, a pleno sol también aguanta pero siempre que no sea en zonas de calor seco muy fuerte.


Cuidados.
Le gusta más la exposición en semisombra como hemos dicho, los riegos moderados y un terreno que tenga una buena tierra. En climas fríos es aconsejable podarlo totalmente la planta y protegerla para que no se hiele, aunque soporta temperaturas de hasta -8ºC por lo general. Es una planta bastante resistente que salvo estas precauciones apenas presenta problemas en su cultivo.
Su multiplicación tiene lugar normalmente por división de la planta adulta (los rizomas) a finales del otoño o principios de la primavera. Conviene dejar cicatrizar las heridas producidas en esa división antes de proceder a la plantación.
Su floración tiene lugar en verano. Si adquieres la planta en bulbo, el momento de plantarla es a principios de año para tener esa floración en los meses calurosos.


Simbolismo.
Aparte del mencionado debido a su nombre, también se le adjudica un valor relacionado con la fertilidad y el matrimonio en Sudáfrica. La tribu de los Xhosa usan sus semillas para hacer collares y casarse.



Comentarios