La adicción de las mariposas.


Las mariposas son uno de los recursos de polinización que la naturaleza necesita y uno de los elementos que más ilusión hace ver en los meses de primavera y verano al revolotear en los jardines llenándolos de color y vida. Al igual que hicimos un post acerca de las flores recomendadas para proteger y fomentar la existencia de las abejas, esta vez os vamos a hablar de un grupo de plantas que son un auténtico manjar para las mariposas: los Hebes. 

El néctar de las flores de estas plantas son una auténtica delicia para las mariposas que acudirán a tu terraza o jardín en cuanto florezcan.


El Hebe, el nombre de la diosa griega de la juventud que sirvió néctar y ambrosía de los dioses, es muy versátil por lo que además es una planta muy utilizada por los jardineros y paisajistas. Es una planta idónea para aportar color en las zonas más opacas del jardín y sus floraciones permanecerán desde verano hasta bien entrado octubre.

Los Hebe ofrecen una variedad muy amplia de hojas y colores, y su diseño a veces geométrico son un atractivo importante en el jardín, Sus hojas perennes combinan muy bien con muchas plantas, prueba a mezclarlos con Hortensias Paniculata por ejemplo.


Son además fáciles de cultivar y se van a dar bien en la mayoría de los tipos de suelo, puedes plantarlos en contenedores, en linderos, en rocallas y se darán bien tanto en zonas de sol como a sol y sombra y te darán color durante todo el año.










Fotografías: Flower Council y Pixabay
.


Comentarios