¿Te gustaría tener un árbol dentro de casa?


Es el caso de la Dracaena, se trata de una planta de interior o un árbol alto y voluminoso con uno o más troncos, de los cuales crecen fabulosas hojas en verde, amarillo y dorado que aveces tienen un tono rosa o rojo.
Hay muchos tipos de hojas: pequeñas, delicadas y puntiagudas o grandes y suaves. La elección de los troncos también es variada: grueso, delgado, alto, ramificado y tejido.
Las Dracenas son fáciles de cuidar. La planta almacena agua en el tronco y puede soportarlo si se nos olvida regarla de vez en cuando. También es de las plantas que ayudan a mantener el aire limpio en el interior. Según el estudio Clean Air Study de la NASA, Dracaena es una de las plantas que ayuda a mejorar la calidad del aire en los hogares.
Desde el punto de vista decorativo, es un ejemplar de gran personalidad, que aunque pueda aportar un aspecto tropical si utilizas recipientes de fibras naturales o de maderas, convive muy bien en ambientes de otros estilos, fíjate en los ejemplos de las imágenes y toma nota.


Origen 
En la naturaleza, la Dracaena crece especialmente en África y las islas adyacentes como Madeira, las Islas Canarias y las Islas de Cabo Verde. Hay variedades que realmente se parecen a un árbol con un tronco, pero también hay formas robustas que se utilizan como setos y divisores en los países cálidos. Pueden vivir durante mucho tiempo, y algunas especies desarrollan una forma muy particular en el medio silvestre que parece provenir de épocas primarias.


Cuidados
La Dracaena como cualquier planta de interior, prefiere no estar a la luz directa del sol, pero sí quiere una posición liviana para mantener las marcas atractivas.
Aplícale riego solo cuando el suelo se seca ya que el exceso de agua en sus raíces no lo soporta.
La pulverización con agua de vez en cuando mantiene las hojas atractivas y frescas.
En primavera y verano será necesario aplicar fertilizantes o abonos específicos con la periodicidad que indique la marca que utilices. En otño e invierno no es necesario.
Otro de talle que has de tener en cuenta es la temperatura, procura que no baje de los 10-13ºC porque no soporta bien el frío, recuerda que su origen es de zonas muy cálidas.








Fotografías: Thejoyofplants.co.uk



Comentarios