Colores de fuego

Cornus Sanguinea
Cuando llega el otoño y empiezan a caerse las hojas una nueva belleza del jardín aparece si has sabido elegir especies que luzcan bien en esta época del año. Es el caso de los Cornus. Sus ramas adquieren unos colores que recuerdan a la gama del fuego, van del amarillo al rojo por diferentes intensidades, cuanto más frío pasen más intenso será el rojo que adquieran.

Los Cornus o Cornejos son arbustos de porte redondeado y muy vigorosos que pueden alcanzar entre 1,5m y 4m de altura dependiendo del tipo y se extienden y crecen rápidamente, pero admiten muy bien la poda para controlar su crecimiento y tienen un fácil mantenimiento.

Cornus Alba

Son plantas que necesitan suelos bien drenados pero también son de tipo rústico llegando a soportar temperaturas muy bajas, hasta los -29ºC en alguna de sus variedades como puede ser el caso del C. Sanguinea, o el C. Alba que soporta los -34ºC demostrando su origen siberiano.

Cornus Dogwood

La mejor época para plantarlos es entre Octubre y Marzo y puedes hacerlo a pleno sol o en semisombra. Debes procurarles un suelo húmedo sobretodo en los primeros años hasta que estén bien asentados. En otoño debes aportarles también cierto acolchamiento en el suelo con mantillo y cuando llegue la primavera añade al sustrato fertilizantes rico en potasio. Como le gusta el suelo húmedo hay que vigilar que no haya un exceso que favorezca la aparición de oidio o mildiu en los brotes nuevos.

Cornus Kousa

Se aconseja realizarles una poda cada dos o tres años a partir de su plantación de febrero a marzo, antes de salir las yemas nuevas.

Y si en invierno son arbustos llamativos por el color de sus ramas, cuando llega la primavera lo serán por el de sus hojas y floraciones.


















































Documentación: Verde es Vida
Fotografías: Pixabay

Comentarios