jueves, 23 de marzo de 2017

Mens sana in corpore sano...con un jardín.


Pasar más tiempo al aire libre es siempre una actividad sana, que te llena de vitamina D, que te permite respirar aire puro y que nos relaja. Ahora en primavera es cuando tenemos la oportunidad perfecta para ponerla en práctica sin escusas, ni hace demasiado frío, ni demasiado calor, así que no dejes pasar la ocasión ¡y si tienes un jardín o terraza no hay excusas!

Si tienes un jardín grande puede que tengas ayuda de un profesional para su mantenimiento, pero hay muchas cosas que puedes hacer por ti mismo/a (DIY) y así no privarte de disfrutar del cuidado de tus plantas, que créetelo, es una de las mejores terapias para olvidarte de los problemas… se te pasarán las horas volando, así que procura tener la comida preparada porque seguro que superas la hora de la comida.

Tareas que puedes realizar.

La poda que conduce a la floración. Menos a los peluqueros, siempre da algo de miedo coger las tijeras, pero esta vez no hay que tener miedo, nos referimos a esa poda de limpieza de las plantas de flor para estimular y prolongar esa floración.  Rosales, geranios, petunias… en general, las plantas de temporada agradecerán que elimines las flores que se vayan quedando marchitas para tener fuerza y darte flores nuevas. Tambi´´en puedes eliminar la madera muerta de arbustos y de forma en setos.

Abonar.
Tras las primeras floraciones las plantas empiezan a perder fuerza y mostrar el esfuerzo que les ha supuesto ese proceso, es el momento de aportarles abonos de lenta liberación a las del jardín  y en las plantas que estén en maceta si se lo aplicas en cada riego, esas floraciones serán más generosas y tendrán más rebrotes y hojas nuevas.

Un outlet para tus pájaros.
Si colocas en un cesto colgante (que siempre será más estético) pequeños restos de esas labores de limpieza que has hecho en tus plantas como musgos, pajitas, maleza, palitos… los pájaros de tu zona encontrarán en ello una estupenda tienda de ocasión para poder recomponer o fabricar sus nidos y así de paso facilitas el tenerlos cerca con lo que su sonido será otro aliciente de tu espacio exterior y en verano un estupendo insecticida natural.

Tener las herramientas adecuadas y el equipamiento necesario son otro factor importante para disfrutar de las labores a realizar, no te prives de tener cuidar esos detalles: un buen delantal y específico de jardinería, unos protectores para las rodillas o una alfombrilla especial para apoyarte en el suelo, unas herramientas bonitas…¿por qué no? Lo práctico no está reñido con el gusto, un chaleco o camisa de tejido fuerte para no estropearte la ropa, unas tijeras cómodas y especiales para cada corte, un buen sombrero de paja, que no estamos para quemarnos la piel…en fin, todo lo que sea necesario para dedicarte a olvidarte del tiempo en una actividad tan agradecida y entretenida como la jardinoterapia.

martes, 21 de marzo de 2017

Plantas optimistas: las bromelias


El tener plantas en el interior de las casas ya sabemos que aportan energía y purifican los ambientes, pero hay algunas que son más vistosas que otras y que tienen momentos espectaculares cuando ofrecen su floración...es el caso de las Bromelias. Son plantas que podría decirse que aportan optimismo por los colores tan vivos que ofrecen, además del estilo tan actual que hacen que sea la planta perfecta para una casa joven y moderna.

Origen.
La mayoría de las bromelias ( hay más de 1.600 especies) se originan en las regiones tropicales de América del Norte y del Sur, donde crecen en diferentes condiciones climáticas. Las bromelias incluyen especies como la piña, Guzmania, Vriesea, Aechmea y Tillandsia. En la naturaleza la mayoría de estas plantas crecen en los árboles con raíces filiformes (epifitas) de manera que no disponen de nutrientes de la manera que conocemos en la mayoría de las plantas que lo hacen del sustrato en el que se encuentran sus raíces, éstas los obtienen del aire y de la humedad ambiental en ese entorno natural... las que se comercializan plantadas no necesitan hacerlo ya de esa manera.


Elección de la gama .
La gama Bromelia es diversa y colorida. Las especies más conocidas son Guzmania y Vriesea,  las hojas son siempre suave y generalmente de color verde, pero también hay variedades variegadas. La piña es también un miembro de la familia Bromeliaceae - como planta de interior es conocida como la planta de la piña: Ananas 'Pacífico' es de un atractivo color rojo. Uno de las más antiguas y bromelias más conocidas es el Achmea. Por lo general viene con hojas dentadas, pero hoy en día se trata con bordes suaves y un hermosa inflorescencia de color rosa: Aechmea 'Primera'. La variedad de rosa clásico ahora se han unido a las variedades blancas, rojas, naranjas y bicolores. Otra Bromelia común es Tillandsia cyanea, con inflorescencias de color rosa de la que emergen las flores de color cian. 


Cuidados.
Coloca la planta en un punto de luz, cálida, pero no a pleno sol. También se pueden colocar al aire libre en los meses de verano, siempre que esté en sombra durante parte del día con el fin de evitar que se queme.
Las rosetas contienen pelos absorbentes y escalas con las que la planta absorbe el agua y los nutrientes. Las Bromelias sobre todo necesitan agua en la roseta y más moderadamente en el suelo. Regar una vez a la semana es suficiente. Reemplaza el agua en la roseta con regularidad. La planta puede estar ligeramente empañada en las hojas durante la floración. Para garantizar la floración larga aplícale fertilizante una vez al mes.
















Fotos y documentación: Flower Council.




jueves, 16 de marzo de 2017

Aprende a usar bien las plantas aromáticas


Las plantas aromáticas o condimentarias son en su mayoría muy conocidas, pero hay algunas que lo son quizás algo menos o se utilizan con menor frecuencia así que vamos a conocerlas un poco mejor...

Cilantro
También conocido como perejil chino o perejil mejicano y es una de esas hierbas condimentarias que tiene tantos aficionados como detractores. Su sabor tiene ciertos toques cítricos y dulzón. Es una hierba muy utilizada en la cocina de la India, Méjico  y Vietnam y se utiliza tanto en salsas como en condimentar carnes y pescados. Anímate a utilizarla en algo más que en el guacamole, en maceraciones de pollo y de pescado te encantará, y prueba a utilizarla también en carnes picadas.

Eneldo
Para la cocina nórdica es casi como nuestro perejil, se utiliza en casi todo. Pero también es muy utilizada en la cocina griega (tzatziki), en la india (mezclada con maíz) y en Europa del Este (la crema de remolacha o borscht). Puedes utilizarla en mahonesas y para cremas agrias. Su sabor es dulzón pero con ciertos toques herbáceos que a algunos les parece amargo.


Salvia
De las plantas aromáticas, es además una de las más decorativas en el jardín o terraza con sus hojas grisáceas y floración vistosa. Su sabor varía de levemente picante y algún recuerdo a la menta. Este sabor fuerte la hace perfecta para su uso con carnes, para realizar pan, para cremas a utilizar con pasta, para mezclar en quesos cremosos para untar...

Ajedrea
En general tiene un sabor picante, utilizada en legumbres y aves de corral, pero también se puede utilizar en sopas y guisos que tengan ese tipo de carne o con pasta.

Estragón
Conocido también como hierba dragón. Aporta un sabor anisado, similar al del Hinojo y se suele utilizar con alimentos que absorben bien los sabores como el pollo, los huevos, patatas... es un clásico de la cocina francesa (salsa bearnesa), pero como es una hierba difícil de mantener, os recomendamos un truco del que os hemos hablado en otras ocasiones: en una bandeja de cubitos de hielo, colocáis porciones de esta hierba (o de otras) y rellenáis con aceite de oliva y al congelador... de esta manera tendréis siempre vuestras hierbas aromáticas dispuestas a ser utilizadas.





Plantas que no deben faltar en tu jardín: Salvias


Woodland Salvia (Salvia nemorosa) es una delicia para tener en el jardín. Además del color vistoso, es de esas plantas que son bonitas hasta en el movimiento que adquieren cuando sopla el viento y harán que te relajes mirandolas.

Además es una planta que ayuda a cuidar el ecosistema y la población de las abejas, pues tanto como ellas, mariposas y libélulas también aman esta planta debido a su alta producción de néctar.

Sage Sage y Woodland Salvia pertenecen a la familia de la planta Salvia, que incluye más de 900 especies. Que a veces causa confusión, porque aparte de la Salvia con flores en forma de plumas de color púrpura (Salvia nemerosa) existe también - por ejemplo - la más conocida, pero que es una hierba aromática, la Salvia officinalis y que es otra de las opciones a incluir. Esta es muy sabrosa, sobre todo en platos italianos, pero ¡ojo! la mayoría de las otras especies son solo para disfrutar de verlas y no aptas para el consumo humano.

Dependiendo de la especie, la Salvia crece hasta una altura de entre 40 y 100 cm. Las plumas de color púrpura salen desde mayo hasta agosto. Con variedades más altas colocadas en la parte posterior de los parterres (y otras más pequeñas en la parte delantera) aportan mayor profundidad al jardín.

Pero también se adapta bien a la plantación en macetas en el balcón o patio.

Cuidados

Una posición en la plena luz del sol es importante. El riego es el mismo que para otras plantas de jardín. Si ha habido sequedad durante mucho tiempo es conveniente dar a la planta una aspersión en el suelo alrededor de las raíces para que las raíces pueden absorber rápidamente el agua. Hay que procurar que en su cultivo en maceta no falte un buen drenaje y añadirle abonos de origen vegetal para prolongar la floración.

Cuando las plumas de color púrpura del arbolado Sage han terminado la floración cortar los tallos inmediatamente: así hay una buena probabilidad de que la planta florezca por segunda vez!