Bulbos en maceta.

Los Jacintos, Narcisos y Muscaris son bulbos que se plantan a partir del mes de septiembre, y florecen en primavera porque tienen la peculiaridad de que necesitan pasar frío para florecer. Pero es posible poder disfrutar de ellos antes de su periodo propio de floración en los meses de marzo a mayo, gracias a la labor de los productores y los "trucos" o técnicas que les aplican: a este tipo de bulbos los someten durante unas semanas a bajas temperaturas entre 5º y 10ºC y después los colocan en invernaderos con temperaturas más altas de manera que los engañan y hacen pensar que ha llegado la primavera y florecen con ello.


El cuidado de los bulbos en maceta:

Jacinto, Narciso, Muscari, todos requieren el mismo cuidado para asegurarte el máximo disfrute de su floración, colores y aroma. Son plantas poco exigentes en el jardín donde puedes plantarlos o colocarlos si los compras ya en maceta forzados, admiten zona de sombra y de sol y soportan bajas temperaturas. En el caso de colocarlos en el interior deberás buscar un lugar lo más fresco posible para que la floración se prolongue. Su riego ha de ser frecuente pero siempre procurando que los bulbos no se encharquen ya que podrían pudrirse.
Son plantas que guardan todos sus nutrientes en el propio bulbo por lo que no hace falta añadir más fertilizantes.


Consejos de almacenamiento

Cuando las flores de los bulbos han acabado la floración, puedes almacenar dichos bulbos con el fin de plantarlos en el jardín de nuevo para la próxima temporada de crecimiento. Esto es más fácil con los narcisos y muscaris, ya que los jacintos son más propensos a la enfermedad. Has de esperar a que la parte aérea, las hojas verdes se doblen y postren en el suelo. En tonces es el momento de retirar los bulbos de la maceta y guardarlos en un lugar seco y oscuro hasta que llegue el siguiente otoño y los vuelvas a plantar.

Si los dejas en las macetas plantados, pueden perder parte de sus nutrientes y darte al año siguiente una floración menor.

Comentarios