viernes, 27 de enero de 2017

Bulbos en maceta.

Los Jacintos, Narcisos y Muscaris son bulbos que se plantan a partir del mes de septiembre, y florecen en primavera porque tienen la peculiaridad de que necesitan pasar frío para florecer. Pero es posible poder disfrutar de ellos antes de su periodo propio de floración en los meses de marzo a mayo, gracias a la labor de los productores y los "trucos" o técnicas que les aplican: a este tipo de bulbos los someten durante unas semanas a bajas temperaturas entre 5º y 10ºC y después los colocan en invernaderos con temperaturas más altas de manera que los engañan y hacen pensar que ha llegado la primavera y florecen con ello.


El cuidado de los bulbos en maceta:

Jacinto, Narciso, Muscari, todos requieren el mismo cuidado para asegurarte el máximo disfrute de su floración, colores y aroma. Son plantas poco exigentes en el jardín donde puedes plantarlos o colocarlos si los compras ya en maceta forzados, admiten zona de sombra y de sol y soportan bajas temperaturas. En el caso de colocarlos en el interior deberás buscar un lugar lo más fresco posible para que la floración se prolongue. Su riego ha de ser frecuente pero siempre procurando que los bulbos no se encharquen ya que podrían pudrirse.
Son plantas que guardan todos sus nutrientes en el propio bulbo por lo que no hace falta añadir más fertilizantes.


Consejos de almacenamiento

Cuando las flores de los bulbos han acabado la floración, puedes almacenar dichos bulbos con el fin de plantarlos en el jardín de nuevo para la próxima temporada de crecimiento. Esto es más fácil con los narcisos y muscaris, ya que los jacintos son más propensos a la enfermedad. Has de esperar a que la parte aérea, las hojas verdes se doblen y postren en el suelo. En tonces es el momento de retirar los bulbos de la maceta y guardarlos en un lugar seco y oscuro hasta que llegue el siguiente otoño y los vuelvas a plantar.

Si los dejas en las macetas plantados, pueden perder parte de sus nutrientes y darte al año siguiente una floración menor.

lunes, 23 de enero de 2017

Arbustos decorativos: Leucothoe

Los arbustos son fundamentales en el diseño de un jardín, pero también lo son en el de las terrazas y balcones ya que ayudan a dar volumen y movimiento y estacionalidad al diseño. En las terrazas este arbusto es una de las opciones más viables pues su cultivo es posible en jardineras.
Es uno de los arbustos más bonitos que podéis plantar pues el colorido de sus hojas, sobretodo en invierno es espectacular.

Se trata de un arbusto de hoja perenne compacta y que florece en mayo con unas pequeñas flores blancas que no serán lo que más destaque de esta planta, en primavera el nacimiento de los brotes verdes y hojas nuevas aportarán mayor colorido a la planta, pues tendréis un espectáculo de verdes, de tonos púrpura, bronce y rojo brillante cuando lleguen los meses de frío.

Cuidados

Es conveniente proporcionarles una posición en sombra o semisombra ya que el sol no le gusta demasiado y en nuestra zona de clima continental menos aún.
Esta planta requiere un sustrato rico en humus, suelo ácido, húmedo y no tolera bien la sequía por lo que conviene regar las plantas regularmente y asegurarse de que el suelo nunca se seca. Hay que darle abono extra en la primavera y agradecerá el uso de fertilizante especial para brezos (Ericaceae) que ayudará a  mantener el suelo suficientemente ácido. Una capa de corteza alrededor de la planta también ayuda a mantener la acidez e impide que la planta se seque.

El Leucothoe es moderadamente resistente, pero puede ser que necesite un poco de protección en el invierno, en particular contra los vientos y en los períodos en que haya riesgo de heladas.

Consejos de poda

Por lo general no son plantas que crezcan demasiado, su volumen suele estar en torno al metro de altura y anchura por lo que la poda solo será necesaria para renovar la planta o eliminar las ramas que puedan haber crecido de manera antiestética. 
Lo mejor es podar después de la floración a finales de primavera. La poda demasiado temprana en el invierno puede hacer que las ramas puedan sufrir daños por heladas.







jueves, 12 de enero de 2017

Plantas purificadoras (III): Ficus Benjamina.


El Ficus Benjamina es una de las plantas de interior más demandadas debido a la belleza de su estructura y la forma y tono de sus hojas que nos permiten la sensación de tener un auténtico árbol o arbolillo en el interior de casa. Pero una de sus mayores ventajas es su alta capacidad de purificar el aire de la estancia donde se coloque. Y también el que se comercializa en diferentes formatos y tamaños por lo que es muy adaptable a cualquier espacio.

 La planta es un miembro de la familia Moraceae (morera), que también incluye el higo, planta de caucho y planta de lúpulo. 

Origen 

Crece en el sur y sudeste de Asia y Australia. El mayor Ficus benjamina se puede encontrar en la India, con un diámetro de copa de 131 metros y más de 1775 raíces aéreas que soportan el árbol. 


Consejos para el cuidado
  • Cuanto más variegada las hojas (las de dos tonos de color) más luz necesita. Sin embargo, lo mejor es evitar la luz directa del sol brillante, sobre todo en los meses de verano. 
  •  Ficus benjamina es sensible al frío, no soporta temperaturas inferiores a 12-15ºC.
  • Dar menos agua durante el periodo de hibernación durante el invierno, y  que el agua no esté demasiado fría. En los meses de primavera y verano si podéis sacar la planta al exterior y darle una refrescante ducha lo agradecerá.
  • No olvides proporcionar fertilizante específico de planta de interior al Ficus y así lo tendrás fuerte y más bonito.
  • Cualquier hojas amarillas o feas puedes arrancarlas.
  • La caída de las hojas en otoño y el invierno es generalmente causada por el aire seco en el interior de la calefacción central. Humidificadores son una solución a esto. Aunque el Ficus es una planta que generalmente suelta mucha hoja, así que si el estado general de la planta no es decaído y sigue echando hojas nuevas, no te asustes demasiado, aunque sí controla que no haya manchas blancas en las hojas que pudieran detectar presencia de cochinilla.
  • Si la planta se hace demasiado grande o menos atractiva, se puede podar, preferentemente en los meses de invierno con las tijeras de podar afiladas. Cuando los días comienzan a ser más largos, la planta producirá nuevas hojas de su propia voluntad. La savia blanca liberado cuando la poda no es tóxica, pero es un poco pegajosa. Es una buena idea lavarse las manos después de la poda.
  • Si tienes la planta colocada en una maceta de autorriego, los primeros meses será conveniente que la riegues primero por la superficie y a mano ya que el cepellón de tierra que contiene las raíces estará seco por un lado y por otro las raíces no habrán superado el volumen y longitud que traían al plantarla y como estos sistemas funcionan por capilaridad, hasta que las raíces no crezcan y lleguen al depósito del agua no serán capaces de coger el agua necesaria para su alimento. Si la has plantado en invierno por ejemplo, espera a primavera a no regar a mano y dejar a tu planta sólo con el agua del autorriego.

















Imágenes: Thejoyofplants.co.uk .



DIY : Estampaciones con hojas

Cuando navegas por Pinterest está claro que ves multitud de ideas maravillosas y te entran ganas de ponerlas todas en práctica, aunque también es cierto que no todas las explicaciones que acompañan a las fotos son siempre las adecuadas...sobretodo con los post relacionados con manualidades o con recetas de cocina, seguro que más de uno habrá sufrido auténticos desastres.

 En las manualidades o si lo queréis denominar con el término popularizado en los últimos años como "DIY" (do it yourself) se suele obviar los plazos de ejecución y ése queridos amigos, es un gran detalle a tener en cuenta...en una ocasión encontramos una idea preciosa para preparar unas baldosas de cemento con estampaciones de hojas ...algo muy parecido a lo que os vamos a proponer en este post, solo que no se mencionaba que el tiempo de fraguado del cemento y son 24h, un tiempo que puede ser complicado si tienes mascotas en casa que mantener a raya...o niños.

Así que vamos a daros una versión utilizando nuestras pinturas de la marca Fleur Paint para que sea sencilla y rápida de ejecutar.

 Podéis aplicarlo para  personalizar fundas de cojines, sábanas, cortinas, colchas o mantelerías. O bien sobre y tarjetones para invitaciones, para enmarcar o decorar el paspartú de algún cuadro, mientras la superficie sea porosa sonde queráis.

Necesitaréis:
  • Telas de algodón o de cualquier tela de tapicería lisa tipo lino o arpillera (nada de pelo o tejido largo). 
  • Hojas naturales de la planta que quieras usar a modo de plantilla.
  • Un pequeño pincel y un rodillo pequeño o martillo para presionar.
  • Una bandeja donde apoyar las hojas para impregnarlas de la pintura.
  • Pintura FLEUR PAINT que encontrarás en nuestra sección de Brico y tiene una cobertura total, seca rapidísimo y permite su lavado en lavadora. Puedes elegir entre muchos colores.

Cómo hacerlo:
  •  Aplica pintura a las hojas con un pequeño pincel.
  • Coloca la hoja con pintura sobre el tejido por la parte de la pintura, pon un papel absorvente como los de cocina encima. Realiza la estampación de una en una y usando siempre un papel limpio encima para no manchar.
  •  Pulsa las hojas en el tejido con la ayuda del rodillo o del martillo.
  •  Deja que la pintura se seque por completo. De 1 a 3 horas. Con este tipo de pintura no necesitas aplicar ningún planchado posterior para hacerla resistente al lavado, su composición lo admite.
Esta pintura además no es tóxica ni genera olores fuertes por lo que puedes hacerlo en cualquier momento sin necesidad de utilizar un espacio abierto para evitar vapores tóxicos porque no los tiene, es completamente ecológica.




Fotos: Pinterest.



lunes, 9 de enero de 2017

Plantas de invierno: Los Brezos

Los Brezos, del género de la Ericas,  pertenecen a la familia Ericaceae, que incluye otras plantas de jardín incluyendo Calluna, Pieris, Rododendro, Azalea y Gaultheria. Son hermosas plantas para combinar juntos, ya que requieren más o menos las mismas condiciones. Erica es a su ves un muy extenso género de plantas con cientos de especies, la mayoría de los cuales se originan en el sur de África. 

Las especies que se venden en enero son resistentes y están ampliamente disponibles en centros de jardinería y floristerías. Las dos especies más importantes, Erica carnea y Erica darleyensis,  dan  flores de invierno, de diciembre a marzo / abril.

Erica carnea es más compacto, y Erica darleyensis tiene un hábito de crecimiento más flojo. Se ven preciosos en las plantaciones de grupo  o en macetas. Los colores son de color rosa, lila o blanco. 
Además del color de las flores, las hojas también pueden ser de diferentes colores: verde, amarillo, naranja y bronce son llamativos.

Erica y Calluna (ling o brezo verano) a veces se confunden. Son fáciles de distinguir: las hojas de Erica son siempre las agujas, mientras Calluna tiene hojas en forma de escamas. 

Cuidados

Las plantas de brezo de invierno prefieren un suelo ácido. Puede usar mezcla especial de brezo para crear suelo ácido, o añadir césped de jardín o agujas de coníferas en parte en abono para el suelo. Erica carnea también tolera suelos menos ácido, por lo que puede hacer frente a los terrenos calizos. 
Es importante que el suelo esté húmedo y con buen drenaje. Las plantas crecen bien a pleno sol, pero también en semisombra. 

Consejos de poda

En el campo, las ovejas juegan un papel importante en el mantenimiento de estas plantas haciendo una especie de poda al mordisquear las puntas. Así que hay que tomarlo como ejemplo y buena idea para mantener las Ericas con un crecimiento bajo en el jardín también. Si las plantas de brezo de invierno no se podan regularmente, sólo producirán flores en los tallos leñosos y alargados. Esto les dará una forma menos atractiva, y después de un tiempo se perderá sus buenas características compactas y de plantas tapizantes. La poda de estas plantas, por tanto, es una tarea permanente que se debe hacer cada año una vez que haya terminado la floración. 


Plantas de interior purificadoras II: Aloe

Atractivo, de bajo mantenimiento, purificador de aire y lleno de beneficios para la salud, hay un montón de razones para contar con un Aloe dentro de casa.
Se caracteriza por sus hojas verdes y carnosas, espinas suaves y flores tubulares, hay más de 500 especies de esta planta nativa de África, aunque es el "Aloe Vera" el más popular y conocido.

Cuidados.

Procedente del desierto, el Aloe es una planta de fácil cuidado a la que le gusta mucho sol y suelo bien drenado. Riégala sólo cuando el suelo está seco y fertiliza de abril a septiembre.

Cómo colocar un Aloe.

 Todo es cuestión de gustos, pero permítenos darte unas sugerencias:
1. Planta en platos anchos y poco profundos para permitir que las largas hojas de Aloe crezcan sin obstáculos y luzcan más.
2. Crear un jardín de suculentas de interior mediante la plantación de varias plantas de Aloe en una larga jardinera,o bien organiza un grupo de macetas contrastando variedades de suculentas en una mesa o un estante.
3. Si tu estilo es minimalista, usa un simple macetero blanco y dispersa en el suelo  grava blanca para una sensación limpia, moderna. La grava también permite el drenaje, evitando que las raíces se aneguen de agua.


Los beneficios del Aloe.

Es conocido el poder calmante tras una exposición al sol del gel de Aloe Vera, pero hay más usos en esta especia botánica. Éstos son sólo algunos de sus usos populares:   
La hidratación de la piel.
Promover la renovación de la piel.
Alivio de quemaduras menores.
Limpieza del sistema digestivo.
Apoyo al sistema inmunológico.

Es posible que pueda crear su propio gel puro, sin aditivos, mediante la poda de una hoja, la eliminación de los bordes espinosos, cortando por la mitad a lo largo, y sacando el gel. Pero siempre tomando la precaución de no aplicarlo en menores sin consultar antes a un especialista sanitario para evitar riesgos de alergias o reacciones adversas.