lunes, 24 de octubre de 2016

La Fauna en el jardín en otoño.

Los jardines en otoño son un lugar lleno de actividad entre la fauna y  si procuras facilitársela, será uno de los mayores encantos  que encuentres en el mismo, además de lo beneficioso que puede ser tener un jardín lleno de vida en una época del año que parece estar todo en reposo.

Hay estructuras donde colocar las bolas de alimento envuelto
en grasa para el invierno.
Las aves en el jardín.

Los pájaros que vivan en tu zona estarán acumulando reservas para el invierno ya que en los meses de frío les cuesta más encontrar alimento. Así que para ayudarles puedes colocarles semillas en comederos especiales, proporcionarles casitas específicas para ellos, bolas de comida especiales que vienen envueltas en grasa donde acudirán a comer y así evitas que busquen alimentarse de los frutos de tus arbustos como las bayas de acebo que les encantan. Hay refuerzos fáciles de aplicar para que no falten en tu jardín los alegres Petirrojos por ejemplo si vives en nuestra zona de clima continental: cuelga manzanas en algunas ramas, tienes el espectáculo asegurado de ver como acuden.

Protección de las aves.

Si hay depredadores cerca como los gatos, gavilanes, urracas… es conveniente que coloques las casitas de pájaros colgadas de las ramas con una cuerda y que el orificio de acceso no sea demasiado grande, las que venden específicas para ello tienen estas precauciones. También puede ser una buena idea colocarles la comida en jaulas donde ellos sí quepan por la puerta abierta, pero no los depredadores mencionados. Las hojas que caen también son un buen escondite para ellos, así que no las elimines todas.

Otros animales en el jardín.

Los erizos mantendrán a los caracoles y babosas a raya así que si escuchas crujir de ramitas y de hojas en el suelo  al caer la tarde, estás de suerte, un erizo se acaba de mudar a tu jardín. Los erizos adultos suelen hibernar a finales de noviembre, pero los ejemplares jóvenes no lo hacen hasta enero o cuando hace mucho frío, así que las hojas caídas en tu jardín serán su lugar favorito.
En cuanto a otros roedores como los ratoncillos de campo, está claro que son un arma de doble filo, los ratones de campo pasan los meses de frío bajo tierra y aunque no quisieras ayudarles, tampoco les hace mucha falta, son los ratones musaraña los cuales se alimentan de los mismo que los erizos (de insectos) y por lo tanto, los que puedes plantearte ayudar de la misma manera y a diferencia de los de campo, no son tan prolíficos. Pero si no quieres tenerlos cerca hay un truco que los ahuyenta: planta Mentas o rocía con aceite de menta en otoño en las zonas donde pudieran anidar o no quieras que accedan.


Otros cazadores de insectos y arañas con avidez son las ardillas. Si tienes un jardín con arbolado que ofrezca bellotas, nueces y bayas las tendrás cerca. Has de procurar que tengan bebederos eso sí, para no tener problemas con los manguitos de los riegos en épocas de calor.

Pregunta en nuestra sección de Animales por los elementos disponibles para este tipo de animales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario