martes, 6 de septiembre de 2016

Arbustos de otoño.

Para conseguir que un jardín aporte estacionalidad hay que utilizar plantas que vayan cambiando a lo largo del año, por eso, es interesante mezclar plantas caducas con las de hoja perenne y por otro lado buscar plantas que cambien su aspecto en cada estación. En esta ocasión vamos a centrarnos en los arbustos que en otoño nos van a aportar alguna sorpresa en el jardín o terraza y en este caso no va a ser el que el colorido de sus hojas antes de caer sean un espectáculo, eso lo dejamos para otro post, esta vez vamos a centrarnos en otros de los sentidos que estimulan las plantas, vamos a proponeros arbustos que se llenan de frutos decorativos aportando colores nuevos y de los que llenan de aromas el espacio invitando a pasear cerca.

Eleagnus X Evengeii - Foto de Stan Shebs - Licencia 
Eleagnus Evengeii.

Es un arbusto bastante resistente que tolera cualquier suelo, de hoja perenne puede alcanzar una altura de unos 3m y tiene un crecimiento medio. Da una floración en septiembre que es la que aporta el intenso aroma a melocotón y después aporta un pequeño fruto ornamental. El color de sus hojas es de un verde suave con un acabado algo áspero.

Ericas o Brezos.

Se trata de pequeños arbustos que adquieren forma de matorral, de hoja perenne alcanzan medio metro de altura y soportan perfectamente los fríos. Se llenan de pequeñas flores que van del rosa o magenta al blanco. Son perfectos para crear tapices de color y para zonas de rocalla. No les gustan los suelos demasiado calcáreos y suelen utilizarse para crear centros de flor seca, pues si los metemos en el interior de las casas en maceta y no los regamos, la flor permanece aunque baje la intensidad de su color, puedes aplicarles entonces un poco de laca para que no se le caigan y aguanten más.






















Cotoneaster.

Los hay de diferentes tipos, la altura máxima oscila entre 1m a 2m aproximadamente. Se llenan de flores en primavera y en otoño se cuajan de pequeños frutos ornamentales en forma de racimo que pueden ser de tonalidad que va del naranja al rojo. Son también muy resistentes y se dan bien en cualquier tipo de suelos y aguantan bien el frío y la sequía.

Nandina Doméstica - Autor: Wouter Hagens - Licencia 
Nandina Doméstica.

Arbusto de hoja perenne que puede alcanzar los 2m de altura, sus hojas ya son muy decorativas pues tienen diferentes tonos que van del verde al rojo, tienen unos frutos de rojo intenso y brillante en los meses de frío . Su aspecto ligero y algo tropical le ha conferido el nombre vulgar de Bambú sagrado de la India.

Pernettya Mucronata.

Pertenece a la familia de las ericáceas, son arbustos bajos perfectos para formar setos de poca altura.Te sorprenderá con flores blancas en forma de campana que luego dan lugar a llamativos frutos de color blanco o magenta. Tmabién pueden vivir en macetas en terrazas con orientación norte. En el jardín buscale una orientación en semisombra o sombra y ponle un suelo que drene bien. Son plantas resistentes a plagas pero si la tierra es demasiado calcárea tendrás problemas con ella.

Por regla general si quieres utilizar arbustos en jardineras o macetas en terraza, recuerda que en este tipo de cultivo has de optar por arbustos que en su edad adulta no superen los 2m de altura. Esto es lo aconsejable para que estén en las condiciones óptimas, pero no quiere decir que no puedas tener plantas de mayor altura en contenedores. Y las que tengas en macetas deberán estar siempre más "alimentadas" con abonos y fertilizantes que las que están plantadas en el suelo.





lunes, 5 de septiembre de 2016

Plantas de coleccionismo: los Cactus.



Los cactus son de esas plantas que podrías dejar ¡hasta en herencia! Su durabilidad es a prueba de aquellos que no tienen buena mano con las plantas, con pocos cuidados podrás disfrutarlos durante años, incluso generaciones. Y su variedad es tan amplia que será inevitable que acabes coleccionándolos.

Si bien tuvieron un auge en los años 80 con la fama de que absorbían las radiaciones de los ordenadores y no había oficina que no tuviese un cactus, es cierto que nunca han pasado de moda y son plantas recurrentes por su facilidad de mantener y su estética geométrica que permite hacer composiciones muy diferentes. Desde luego, nada que ver con su capacidad antiradiaciones que no está científicamente demostrada y que no será para nosotros un argumento para aconsejaros este tipo de plantas...porque además no les hace falta, son fascinantes por sí mismas.


Historia y producción de los cactus.

Las plantas que llamamos cactus (nombre oficial: Cactaceae) sólo se producen en América del Norte y del Sur, con una fuerte concentración en México. Las plantas crecen bien en las regiones secas del desierto, donde se han adaptado muy bien a las condiciones extremadamente secas y aún así logran reproducirse y sobrevivir.

El nombre 'cactus' viene de la palabra griega 'kaktos', que significa 'planta espinosa'. Así que esto os dará una pista para distinguirlos de otras muy parecidas, las Suculentas. Todos los cactus son plantas suculentas, pero no a la inversa. Al igual que muchas otras plantas suculentas, los cactus suculentas tienen simlares propiedades: la capacidad de almacenar la humedad en su grueso tronco carnoso y tallos. Estos depósitos les ayudan a conseguir sobrevivir en los períodos secos y por otro lado, la superficie de la cactus tiene una capa de cera con el fin de minimizar la evaporación, son unos auténticos especialistas de la supervivencia.

Qué tener en cuenta al comprar un cactus.

La gama de cactus es enorme, que se extiende desde diminutas formas elegantes a enormes pilares irregulares y de cabellos grises suaves a grandes espinas afiladas. Muchos cactus se venden en bandejas mixtas, en particular los tamaños más pequeños. Las especies más vendidas son Echinocactus, Ferocactus, Gymnocalycium, Opuntia y Mamillaria. 

Las especies de Euphorbia suculentas se parecen mucho a los cactus y, a menudo se colocan en el mismo grupo de productos. Es fácil detectar la diferencia. En Euphorbia las espigas y espinas crecen directamente del cuerpo verde de la planta, mientras que en los cactus que crecen fuera de la areola - las partes más gruesas / planteadas en el cuerpo verde.



Los cactus pueden clasificarse por especie, lugar de origen o forma. Los siguientes grupos se aplican en el caso de formas:

Pilar cactus: formas verticales, empiezan poco a poco hasta formar un pilar cunado son ya más maduros (Pachycereus)
Cactus roca: forma semejante a una roca (Cereus)
Cactus disco: producir frutos comestibles, cuidado con los pelos (Opuntia)
Cactus rastrero: tallo horizontal pequeña (Selenicereus)
Globo cactus: atractiva forma de globo (Echinocatus, Mamillaria)
Cactus colgante (Aporocactus)
Grupo epiphyllum: cactus que crecen como epifitas (Epiphyllum)
Cactus injertado: 2 especies injertadas juntos (Gymnocalicium)


Consejos para el cuidado.

Los cactus son fáciles de cuidar. Con el fin de obtener la planta florezca con éxito todos los años, lo mejor es darle más agua en el verano y menos en invierno. Esto depende en parte de la especie y el tamaño de la planta.
El exceso de agua nunca es bueno; lo mejor es permitir que el suelo se seque antes de volver a regar.
Un cactus necesita un lugar cálido y soleado en el verano; incluso puedes colocarlo al aire libre en un patio o balcón. El período de descanso en el invierno ayuda a los cactus en flor en la primavera.

Si la planta tiene que ser replantada, utiliza  un terreno bastante pobre, mejor suelos de cactus especial y manipúlalo enrrollándolo en papel de periódico, te evitarás pinchazos.