lunes, 9 de noviembre de 2015

Costumbres navideñas en el mundo.

No hay duda de que cada año surgen todo tipo de opiniones acerca de los símbolos de la Navidad. En Los Peñotes procuramos estar preparados para que se puedan celebrar las tradiciones independientemente de la fecha en que en cada país se celebren y cada año alguno de nuestros clientes extranjeros nos aportan alguna curiosidad acerca de sus tradiciones. Y hay una planta que siempre es un elemento común en cualquiera de los ritos: La Poinsettia, Flor de pascua o Estrella de la Navidad. por eso nos ha parecido interesantísimo el repaso a su historia que nos ha ofrecido la Asociación Europea StarsforEurope que con apoyo de la Unión Europea están impulsando esta planta producida en Europa a pesar de su origen americano.

A principios del siglo XX, nació en California la idea de comercializar la Poinsettia como una “flor de Navidad”. Éste fue el comienzo de una historia de éxito única: hoy en día, esta planta forma parte inseparable de la Navidad en toda Europa. Y se ha convertido en un símbolo navideño innegable y que alegra a todo el que la recibe. Sin duda es uno de los regalos preferidos en esta época del año.

Pero repasemos ahora las fechas tradicionales de los regalos navideños y su origen:

6 de Diciembre.
El día de San Nicolás comienza la temporada de regalos navideños. De hecho, en un principio éste era el día en que se entregaban los regalos de Navidad. Hoy en día, San Nicolás, en la mayoría de los países europeos, se limita a poner golosinas y pequeños regalos en los zapatos de los niños y en los platos que se colocan junto a la puerta de entrada la noche del día 6. Esta costumbre existe, por ejemplo, en Alemania, Italia y Austria. En Bélgica y los Países Bajos, el 6 de diciembre continúa siendo la fecha en que se dan los regalos de Navidad. Este día, Sinterklass trae los regalos a los niños, con la ayuda de su compañero, Zwarte Piet.

Mientras que, en España, muchos niños, por esas fechas, participan en casa del calendario del Adviento que les permite hacer la cuenta atrás desde el 1 de diciembre al 24, fecha en la que se celebra el nacimiento del Niño Jesús que también trae algunos regalos o bien Papá Nöel.

12 de Diciembre.
El 12 de diciembre es el “Día de la Poinsettia”, un día específico para esta planta. En Estados Unidos, es tradicional regalarse Poinsettias en esta fecha y el “Día de la Poinsettia” está ganando popularidad en Europa también. Una Poinsettia puede ayudar a arrancar una sonrisa, a eliminar discrepancias, a reconciliarse, a decir “gracias” o “lo siento”, o simplemente a expresar afecto y proporcionar placer antes de Navidad. ¡Las plantas tienen esa facultad!

24 de Diciembre.
En muchos países europeos, la Nochebuena es el verdadero punto álgido de la temporada navideña. Este día se dan los regalos en los países escandinavos, Alemania, Lituania, Austria, Polonia, la República Checa y Hungría, entre otros. Quien lleva los regalos varía en cada país: en la mayoría de las regiones europeas los niños esperan a Papá Noel. En otros son el Cristo Niño, San Nicolás, el niño Jesús o los ángeles navideños quienes llevan a cabo la tarea. En el País Vasco es un viejo carbonero, el Olentzero, quien trae los regalos a los niños.

25 de Diciembre.
En la mañana del 25 de diciembre se dan los regalos en Bulgaria, Francia, el Reino Unido, España y en partes de Italia y Portugal. Mientras que el Djado Koleda (el “Abuelo Navideño”) trae los regalos en Bulgaria, en el Reino Unido y Francia son Father Christmas y Père Noël respectivamente. En ciertas zonas de Italia es Il Bambinello, el Niño Jesús, quien se encarga de traerlos. En Portugal tampoco existe aún una tradición de Papá Noel, aunque muchas familias hayan adoptado esta costumbre en los últimos años. Al principio, en la región de El Algarve, los regalos simbolizaban los obsequios que los pastores llevaron al Niño en el pesebre.


31 de diciembre / 1 de enero.
La gente de Grecia, Rusia y Turquía se hace regalos en la noche del 31 de diciembre al 1 de enero. Aunque muchas familias griegas se hacen regalos también en Nochebuena, la mayoría de ellas siguen haciéndolo el 31 de diciembre tocada la medianoche. San Vassilios es el encargado de traer los regalos. En Rusia, los niños esperan ilusionados a que el “Padre Escarcha” acompañado de su nieta “Copo de Nieve” les traiga los regalos en Nochevieja. 


6 de enero.
Entre otros, los españoles y los italianos se hacen regalos el 6 de enero. Mientras que en España son los Reyes Magos quienes traen los regalos y es la tradición más arraigada entre la mayoría de las familias y que suele ir acompañada de una gran cabalgata la noche anterior donde los niños acuden a ver a los Reyes y los camellos cargados de los regalos, en Italia los niños esperan a la bruja Befana, que sobrevuela las casas montada en su escoba y deja caer los regalos por el tiro de las chimeneas.

Sin duda, días de magia donde recordar a los que ya no están y celebrar con los que sí están.





Documentación de la asociación europea de la Poinsettia: www.Stars-for-Europe.info 



DIY: decorando una corona de Adviento.

Decorar una corona de Adviento es una tarea nada complicada sobretodo si nos decidimos por una versión artificial, aunque se pueden mezclar elementos naturales también. Si decides utilizar una base natural contarás además con el aroma que aportan las ramas de Pinsapo o de Thuyas tan habituales en su confección.

Pero vamos a partir en esta ocasión de una estructura artificial, aunque los pasos y los elementos se trabajarían de la misma manera que si fuese natural.

Elementos necesarios para una corona de 40cm de diámetro.

- 1 Corona básica de color verde. 
- Cantidades impares de los picks o ramas de cada una de las variedades que queramos utilizar en la decoración. 
- Bolas en tres colores diferentes entonados con el color de los ramajes de fruto que vayamos a colocar y en la siguiente proporción: 6 bolas de 80mm de un color, 4 bolas de 100mm de otro color y otras cuatro de la misma medida en otro color.
- Diferentes elementos en volumen similar al de las bolas como pueden ser frutas tipo la granada, estrellas...
Corona básica a la que le hemos añadido ya tres ramajes de cada

tipo de verdes diferentes.
- Lazo para rematar la decoración y poder colgarla. En color y material de este lazo dependerá del estilo de cada corona.
- Alambre de floristería. Lo puedes encontrar en Los Peñotes, es un alambre muy fino y maleable que te va a permitir enganchar y sujetar cada elemento justo donde lo necesites.

Confección de la decoración:

Ahora ya solo se trata de ir añadiendo elementos según el estilo decidido y lo frondosa que queramos hacerla. ¡Os váis a asombrar de todo lo que se puede llegar a comer una corona! Pero realmente cuanto más variedad de elementos tenga, más texturas ofrece a la vista.

A continuación podréis ver en diferentes fotografías el paso a paso de la corona que encabeza este post, pero que en cada paso hemos dispuesto los elementos como si se fuese a quedar en ese, es decir, hemos ido de menos a más que para gustos los colores...¿y sabéis qué? ¡Todas las versiones nos han encantado!

A la izquierda: Solo en verdes.
Le hemos añadido 3 picks de pino en color verde ácido, 3 ramas de Thuya artificial que supone una textura diferente y más plana, 3 ramas de abeto verde oscuro. Hay que colocarlas de tres en tres formando un triángulo con cada una de ellas pero de manera que el segundo triángulo se coloque desplazado respecto al anterior, de manera que no se tapen si no complementen.
Luego hemos añadido una rama de eucalipto artificial que al ser una vara lo suficientemente larga la hemos aprovechado colocándola en círculo y lo mismo hemos hecho con una rama larga de pequeñas flores marrones.

El mecanismo será siempre el mismo según le hemos ido añadiendo ramaje y la colocación de las bolas al final ya os la hemos descrito al principio y correspondería a la imagen que encabeza este post.

¡Que disfrutéis de vuestra decoración!

Dos guirnaldas de frutos del bosque en rojo y en arándanoss oscuro repartidos alrededor de la corona le dan un aspecto nuevo.




A la izda: hemos añadido a los frutos anteriores, otros en color blnaco y tres ramas de hoja de eucalipto en la parte inferior.
A la derecha: el aspecto de bosque lo hemos cambiado por el de jardín de invierno al añadir 6 flores de cyclamen escarchado.




martes, 3 de noviembre de 2015

DIY: decorando las sillas con las estrellas de la navidad: las poinsettias


Esta vez os vamos a proponer realizar una decoración  muy clásica pero no por ello menos efectiva. ¿qué tal si decoráis las sillas de la mesa de Navidad? tan solo será necesario preparar unos envases llenos de Poinsettias en miniatura colgando.  

Elementos necesarios
Poinsettia, musgo, recipientes decorativos en forma de cono o un cubo de metal tradicional, adornos navideños, cinta, alambre decorativo, alicates y una encoladora si es necesario.


Paso 1:
Saca cuidadosamente la mini Poinsettia  de su maceta y envuelve la tierra y las raíces en musgo húmedo antes de colocar las plantas directamente en los recipientes en forma de cono.


Paso2:
O bien coloca la planta en un recipiente decorativo difernte o también puede forrar el recipiente que tenga en un cono realizado con cartulina.
Consejo: puedes utilizar recipientes de diferentes formas y colores. Solo asegurate de que tiene espacio suficiente para la tierra alrededor de las raíces de la planta.

Paso 3:
Corta alambre decorativo y colorido a una longitud adecuada y envuelvelo alrededor del recipiente. Coloca un gancho en el extremo superior para asegurar la maceta a la silla.

Paso 4:
Decora el recipiente con cinta y adornos de Navidad.
Consejo: pon etiquetas con los nombres para añadir un toque personal para los amigos y los familiares invitados a la cena. 

Por último, cuelga los recipientes decorativos en sus sillas.
Consejo: para personalizar estas decoraciones, varía los colores de las plantas y de las macetas. Los amigos y familiares se enamorarán de estos toques navideños.














Documentación: Estrellas para Europa (SFE) Asociación de Productores de Poinsettia europeos.






jueves, 15 de octubre de 2015

Cómo colocar los árboles en el jardín.


De izquierda a derecha: Redwood, Ginko, Young Maple, Aspen, Populus Nigra, Yound Ash, Willow, Young Robina, Sakura Cherry Blossom, Fraxinus Griffithii. Acer, Palm, Bamboo, Cyprus, Stylized Tree  - Fuente: Pinterest
El efecto decorativo de los árboles en un jardín es indudable y según las dimensiones del jardín que tengamos deberemos elegir un tipo u otro y su colocación. Los llamados grandes ejemplares necesitan mucho espacio a su alrededor para que sus ramas no perjudiquen el resto de la vegetación del jardín, hay que tener claro cual es el tamaño que adquieren las plantas en su edad adulta y en los árboles esto es primordial.

Carpinus betulus - Fuente: Pinterest
Para decidirnos por un tipo de árbol u otro os proponemos distinguirlos por su valor decorativo una vez aclarado cuales descartaremos por su tamaño adulto. Ese valor decorativo dependerá o bien de su floración o bien del tipo de hojas que tenga y a lo que le demos más valor, es decir, aunque haya árboles que tienen una floración maravillosa, si se trata de una casa de temporada a la que no acudes en la etapa de la floración, quizás debas apreciar más el color en otoño si es cuando acudes, o si tienes una piscina muy cerca y no quieres ejemplares que suelten demasiada hoja, deberás optar por especies de hoja caduca...la decisión es tuya.

Pero siguiendo con el valor decorativo, una vez visto el tema de floración y hojas, toca elegir según la forma de la copa. Los hay de copa más alargada, plana, de porte piramidal o columnar y los de porte llorón. Normalmente, en las etiquetas viene esa información y si queréis ampliar información podéis adquirir "La Guía del jardín" de Los Peñotes o cualquiera de nuestros libros especializados para resolver las dudas.

Plantación de los árboles.

Aislados.
La mayoría de las veces los árboles se plantan aislados, bien para destacar la belleza de sus flores u hojas, o bien por su porte original. El plantarlos así es bastante común en superficies de césped o para dar sombra a cenadores y zonas de estar en verano. Si optas por una especie de hoja caduca conseguirás esa sombra en los meses de calor y el que esté soleado en los meses de frío.
Crataegus monogyna _ Pinterest

Alineados.
Esta forma de plantación es muy adecuada para extensiones mayores, para delimitar caminos, para marcar sendas o para indicar una zona o delimitarla. Los más comunmente utilizados para ello suelen ser Populus nigra "Itálica", Carpinus betulus "Pyramidalis", Crataegus monogina (espino de flor) Arce platanoides, etc.

Setos y cortavientos.
Los árboles también pueden servirnos para cortarnos una vista no deseada o como parapero del viento. Los populus nigra son una de las especies de crecimiento rápido en los de hoja caduca y en los perennes estarían los Cupressus Leylandii.

Respecto al cómo plantarlos, os remitimos al poste que hicimos acerca de ello: http://elblogdelospenotes.blogspot.com.es/2014/10/como-plantar-un-arbol.html

Y en relación a la mejor época para hacerlo, los árboles a ráiz desnuda o en cepellón pueden ser plantados entre octubre y marzo. los cultivados en contenedor pueden plantarse durante todo el año.

Muros en el jardín

Contar con un terreno llano a la hora de plantear un jardín es desde luego lo más fácil a la hora de ejecutar y plantar, aunque no, a la hora de diseñarlo ya que si queremos que tenga movimiento  y cierto misterio en su recorrido hay que darle más de una pensadita.  En el caso de tener un terreno con cierto desnivel la cosa se pone ya más divertida y la pensadita adquiere más envergadura pero no hay duda de que los jardines con desnivel tienen una proyección paisajística mucho mayor.


Uno de los elementos fundamentales en este tipo de ajardinamientos serán los muros de jardín. Incorporarlos será inevitable para crear zonas planas y salvar los diferentes niveles o crear nuevas zonas a modo de terrazas en los espacios inclinados pero también los podremos utilizar como recurso decorativo para delimitar por ejemplo zonas de parterres o para romper la línea de una zona de césped, o para crear una zona más íntima dentro del jardín.

Colocación de un muro de jardín.

A la hora de planificar la colocación de un muro ha de tenerse en cuenta ese uso que se le va a dar y el lugar. Si es algo decorativo y de poca altura, como unos 40cm se pueden realizar en madera siempre que esté tratada con un producto antiputrefacción y que las piezas de madera tengan una altura que supere en 20cm a la altura del muro que se quiere levantar, pues será la profundidad a la que deben estar clavados en el terreno. Estos de menor altura también pueden realizarse con lajas de pizarra o piezas prefabricadas colocadas directamente sobre el suelo y con cierta inclinación.

En caso de que el muro que se quiera levantar supere los 90cm de altura, será necesaria una cimentación previa y la utilización de materiales resistentes que soporten la presión de la tierra que va a estar empujando ese muro.  Si se hacen de piedras colocadas unas encimas de otras, será conveniente unir algunas con algunos puntos de cemento y hacerlo con cierta inclinación hacia el terreno para que soporte mejor esa presión de la tierra, de las pisadas y el riego.
En el caso de las piedras, según del tipo que sean podemos contar con los huecos que se generen para hacer un muro florido.

Para muros de mayor envergadura, lo mejor es encargarlo a profesionales y no tomarlo como algo a la ligera, que en el papel todo se sostiene, pero en la realidad hay que contar con la fuerza de los elementos... ¡recordad lo que le pasó a Felipe II! 


miércoles, 14 de octubre de 2015

Caminos en el jardín.

En un jardín los caminos o viales son los que van a facilitar la circulación dentro del mismo y los que según el diseño van a conseguir un efecto de mayor profundidad o interés del jardín.

Pero antes de entrar en más detalles, vamos a deciros un truco de "jardinero viejo" : antes de dibujarlo y colocarlo en el diseño de vuestro jardín, observar las huellas que habéis ido dejando en el terreno en vuestros desplazamientos diarios hacia la casa desde la entrada y hacia el garaje. Ése será el recorrido que debería tener vuestro camino pues seguramente será el que os es más cómodo. Aunque si las dimensiones del jardín lo permiten, será más estético si hacéis ese recorrido con un trazado sinuoso en vez de recto, pero teniendo muy claro que si hay impacientes en la casa, ha de primar que sean caminos cortos y rectos los que vayan de la casa al garaje para evitar que se utilicen atajos que acaben perjudicando al jardín.

Tamaño de los caminos y sendas.

Lo ideal es que tenga un ancho cómodo para pasear por él dos personas cómodamente, por lo que la recomendación es que no sea más estrecho de los 2m ó 2,5m.

Materiales de los caminos.

Tendremos que tener en cuenta si estamos en una zona de muchas lluvias, en cuyo caso los de tierra batida que son más económicos, en invierno serán intransitables por estar embarrados y será mejor hacerlos de gravas donde la variedad de colores es muy amplia. Otra opción sería los realizados de obra, en hormigón impreso, adoquines o baldosas, pero en este caso son para jardines de menor tamaño y hay que vigilar que la cimentación esté bien firme para evitar desplazamientos y tropiezos peligrosos.

A tener en cuenta.

Cuando hacemos los caminos sin demasiada previsión es frecuente acordarse de detalles como que necesitamos tener luz o tomas de electricidad justo, justo, al otro lado... para ello, independientemente del material del camino, lo mejor es pasar por debajo, enterrados a unos 10cm, unos tubos huecos de pvc a modo de pasa cables para poder tener una vía abierta en caso de necesidad y si se pasan por diferentes puntos mejor que mejor, y si se pasan tres tubos en vez de uno, mejor aún. No podremos utilizar el mismo tubo para pasar el cable de electricidad de las electro-válvulas del riego por ejemplo y la manguera de ese riego, y si quieres poner fibra óptica para el acceso a internet ya te has quedado sin tubos libre si solo has puesto dos, hay que estar preparados para las nuevas necesidades y tecnologías.

viernes, 18 de septiembre de 2015

Planifica tu terraza.

Cuando te quieras dar cuenta volverán los días en los que pases más tiempo que fuera y si ese espacio exterior no lo tienes preparado volverás a desperdiciar la oportunidad de disfrutar de ratos más que agradables. A riesgo de parecer cansinos ¿te has dado cuenta de que tu terraza puede ser la habitación más grande de tu casa?

¡Con ello no queremos decir que tengas que llenarla de cosas! Hay veces que la solución está en quitar cosas en vez de añadir, no se trata de ir colocando en ellas las plantas que nos van regalando o que vamos comprando sin demasiado criterio, si no de concebir ese espacio exterior como uno de nuestros rincones favoritos donde poder estar.

El otoño es un buen mes para planificar y plantar, así que vamos con algunos consejos:

Lo primero es ser conocer la zona climática y orientación de la casa en la que vivimos para elegir las plantas adecuadas. De nada sirve empeñarse en colocar una Buganvilla que nos chifla si nuestra terraza da al norte y siempre hace mucho viento.

Aumenta el efecto decorativo combinando el color de
los muebles y de las plantas si  caben pocos elementos.
Ser conscientes de los metros que tenemos para hacer una distribución inteligente que nos permita aprovechar el espacio y crear un ambiente especial y agradable en el que disfrutar de este tipo de ajardinamiento.
Hacer un plano  y ya con las medidas  poder “planificar” mejor la distribución. El dibujar con tiza en el suelo la silueta de los muebles en sus dimensiones reales ayuda mucho a poder ver la comodidad de la circulación en la terraza.

1. Si la terraza es demasiado estrecha, no debemos colocar macetas o jardineras en el lado más largo, esto estrecharía aún más el espacio.
2. Colocar las jardineras en 3 puntos y que no estén en la misma línea, como si fueran los vértices de un triángulo…es el mismo truco que cuando se planifica una cocina (nevera, fregadero y fuego deben estar en un triángulo).
3. Recurrir a plantas trepadoras: al cubrir las paredes y crecer por la barandilla conseguimos efecto de ajardinamiento mayor aunque tengamos pocas macetas.
4. Reservar macetas grandes (45cm diámetro) para estas plantas trepadoras o algún arbusto de mayor altura y en las de menor tamaño colocaremos planta de temporada que será la que vayamos cambiando y nos permita tener color y olor.
5. También podemos recurrir a colocar alguna maceta colgando,pero con esto hay que tener muchísimo cuidado por el peligro que representan cuando hay viento.
6. No pretender tener de todo si no cabe, elegir muebles de tamaño reducido y plegables o apilable. Si no nos cabe una zona de estar y un comedor, podemos colocar una mesa donde comer pero elegir asientos con reposabrazos de manera que podamos utilizarlos como butacas y estar más cómodos.

Iluminar con luz indirecta: los plafones o apliques de pared que suelen colocarse de obra en las terrazas por regla general dan una luz poco acogedora. Si contamos con enchufe, coloquemos una lámpara de pie, que ya las hay especiales para exteriores y también se puede utilizar una lámpara normal que deberemos guardar en invierno o cuando llueva.

Si no te cabe una zona de sofá, pon un comedor 
con butacas con reposabrazos
y ajardina en vertical con trepadoras o con estanterías para ganar espacio.
Unificar o relacionar los elementos de decoración: es decir, aunque mezclemos, hay que aportar cierta coherencia. Decoración ecléctica no es lo mismo que caos, siempre debe haber algún elemento que relacione todo. Por ejemplo, podemos colocar una mesa de comedor en teca reciclada con sillas de aluminio o fibra y una tumbona con su mesita auxiliar… pues los cojines de las sillas como la tumbona deberían ser iguales en color por ejemplo. O el estilo de la lámpara o el color de las macetas. De esta manera, aunque estemos con diferentes acabados, ópticamente hay una relación en todo ello y ordena el espacio y le da sentido.
Planificar automatización del sistema de riego: ¡esto es fundamental! Si nos vamos a meter en obra debemos contar con una toma de agua y varias tomas eléctricas. De esta manera podemos instalar un programador que nos simplificará la tarea del riego y podremos contar con más de un enchufe para iluminar bien.
Accesorios de decoración: no olvidemos que si queremos que esté agradable, debemos tratar ese espacio como una habitación más…Si está bien acondicionada le sacaremos más provecho. Cuadros en la pared, espejos grandes de pie pueden ser un recurso para agrandar el espacio si los colocamos detrás de las plantas para conseguir un mayor efecto, una mantita para las horas más frescas, luz indirecta en dos puntos diferentes en diagonal, adornos en la mesa de centro o en la de comedor como un buen plato decorativo grande, buscar elementos que por sí den carácter a la estancia…y velas, siempre velas.



lunes, 14 de septiembre de 2015

Cómo cosechar bien las plantas aromáticas.

No aprovechar las ventajas de este tipo de plantas tan fáciles de cuidar es una lástima ¿no os parece? poder preparar infusiones con ellas, aromatizar las comidas, preparar aceites o sales de baño... experimentar con ellas puede ser una de las aficiones más entretenidas de vuestras tandas de jardinoterapia y más gratificantes.

Para ello hay que contar con reservas de cara a los meses en que algunas de ellas no podrán mantenerse a bajas temperaturas y porque además el cosecharlas regularmente es la mejor manera de mantenerlas en perfecto estado ya que favorecemos el que se mantengan compactas y se ramifiquen correctamente.

Vamos a ver como es la mejor manera de cosecharlas:

La mayoría de las plantas aromáticas se pueden podar cuando empiezan a florecer, excepto en las lavandas que ha de hacerse justo después de la floración.

En las aromáticas de tipo leñoso como la salvia, romero o espliego solo hemos de cosechar los tallos tiernos.

En las de tipo herbáceo como la hierbabuena, albahaca o melisa, has de cortar los talllos cerca del suelo aunque solo utilizarás la parte con las hojas tiernas.


Para secarlas has de hacer pequeños ramilletes atados con una cuerda de esparto o de rafia o incluso con uno de los propios tallos y colgarlos boca abajo en un lugar seco y aireado. Cuando esté ya secas, separa los tallos y los guardas en recipientes herméticamente cerrados, los que tienen tapas con goma son los más apropiados pues no permiten la entrada de aire.

Y no olvides aportarles nutrientes para potenciar sus cualidades aromáticas a principios de marzo y vuelve a hacerlo en mayo. La maceta donde estén ha de contar con un buen drenaje y un sustrato desmenuzable (sin turba) y que esté poco fertilizado, solo con abono orgánico sería lo ideal.













Documentación: Neudorff

Cultiva fresas en casa.

Ya os hemos contado en otras ocasiones lo beneficioso que es el consumo de las fresas y la facilidad de su cultivo. La mayor parte del año apenas tendrás que atenderlas salvo eliminando las malas hierbas que puedan surgir en ellas. Pero la recompensa de poder disfrutar de unas sabrosísimas fresas ecológicas que te aportarán más vitamina C que las propias naranjas y que aportan muy pocas calorías, no tiene precio. Así que vamos a ver cómo podemos cultivarlas en casa:

El mejor momento de decidirse por su plantación es en otoño o principios de la primavera aunque en Los Peñotes podrás encontrarlas durante todo el año. Busca un rincón bien soleado y protegido de vientos. 

Si vas a plantarlas en mesas de cultivo en una terraza, debes tener en cuenta que cada planta ha de estar separada entre 30 y 40cm  para que reciban bien el sol. Si van en macetas independientes salvo que sean de diámetro muy grande, pondrás una planta en cada maceta. En cualquiera de estos dos casos asegúrate de que haya un buen sistema de drenaje, que tenga agujeros de salida para el exceso de agua y evitar que se encharquen.

Mejora la tierra antes de plantar utilizando en la mezcla de sustrato algún fertilizante específico para fresas o poniendo un sustrato especial para plantación.

Cuando las plantes, hazlo a la misma profundidad que estaban en la maceta que has comprado. Y tras la plantación riega abundantemente.


Durante la floración y antes de que salgan los frutos, puedes preparar un acolchado con pajas secas que puedes obtener por ejemplo de la poda del césped u otras hierbas que hayas dejado secar previamente y las colocas tapando la tierra de las macetas. De esta manera cuando salgan las fresas, en vez de apoyarse sobre un suelo húmedo que las puede estropear, lo harán sobre un suelo seco de paja y dará tiempo a que engorden y maduren sin estropearse por exceso de humedad.

Después de la cosecha has de recortar las hojas y abonar de nuevo la planta. Podrás disfrutar de estas sabrosas frutas de manera abundante durante unos tres años, tras los cuales el rendimiento disminuye. Será el momento de utilizar los estolones para obtener nuevos plantones por medio del sistema de reproducción por acodo.

jueves, 10 de septiembre de 2015

Herramientas de corte y poda.


Los nuevos materiales de las herramientas de poda aportan ligereza a su uso y sus mangos vienen con diseños ergonómicos que hacen que las manos sufran menos, incluso en aquellas cuyo diseño emulan a las antiguas, aunque unos guantes siempre recomendamos utilizar.

Si te gusta la jardinería y el huerto un error es no contar con las herramientas adecuadas para facilitar el trabajo. Se trata de disfrutar con las horas que dediquemos a esta afición y aunque es un verdadero ejercicio físico el que conlleva, vamos a intentar que nuestro "gardengym" no sea un suplicio.

En otro post hablábamos de las herramientas de mano del jardín en general ( http://elblogdelospenotes.blogspot.com.es/2015/04/conoces-las-herramientas-de-mano-para.html ) y en esta ocasión nos vamos a centrar en las necesarias o útiles para las labores de corte y poda.


Cuchillo curvado: Nos facilitará la cosecha de hortalizas de fruto y para hacer cortes de injerto.
Tijera de percha o pértiga: indispensable para cortar las ramas más altas. Las de mango telescópico pueden alcanzar hasta 5m de altura y evitamos equilibrios arriesgados en escaleras.
Serrucho de poda: como su nombre indica es para la poda pero de ramas no demasiado gruesas, como las de los frutales por ejemplo.
Tijeras de dos manos de pico de loro: los mangos de estas tijeras a diferencia de las de poda de pico recto, son más largos ya que son para ramas más gruesas o duras que necesiten una mayor presión de fuerza en el corte.
Tijeras de dos manos de pico recto: se utilizan para recortar setos y trepadoras.
Tijera de podar: es la básica y de menor tamaño de todas que todos conocemos de toda la vida y que utilizamos para el pinzamiento en arbustos, para cortar las flores del jardín...
Trituradora: Esta herramienta nos machaca todos los restos de poda del jardín, lo cual es muy práctico a la hora de hacer compost o incluso utilizar esos restos triturado como acolchamiento para proteger el suelo de las heladas.

Lo recomendable es optar siempre por buenas marcas que nos garanticen la durabilidad y eficacia de uso de las herramientas que vamos a utilizar. Los Peñotes por ello siempre elige marcas de prestigio como pueden ser: Gardena, Outis o Lista.

Por último añadir que es importantísimo es limpiar bien las herramientas de poda tras su uso ya que si la planta que hayamos podado tuviera algún hongo o bacteria se lo traspasaríamos a otras. Y tras el lavado y antes de guardar hasta el siguiente uso, ha de engrasarse con un paño empapado en simple aceite de oliva la parte de corte, las cuchillas.

DIY: Floreros minimalistas

Contar con la presencia de flores frescas siempre es reconfortante y alegra el ambiente de cualquier estancia donde se coloquen. A veces basta con un pequeño detalle para tener un efecto de primera y aparte de elegir bien las flores que queramos poner, no hay duda de que el soporte es otra parte importante. Que en Los Peñotes tenemos jarrones preciosos de cristal tampoco hay duda, pero hoy os vamos a proponer además jugar un poco a crear y vamos a enseñaros lo fácil que es inventarse un soporte para poner flor cortada.

Veamos que necesitamos:























  • Unas flores  naturales de calidad: en este caso elegiríamos unas rosas blancas de nuestras floristerías.
  • Unas barras de madera o de bambú: los tutores o palos para herramientas de nuestra sección de Bricojardinería pueden servir.
  • Un serrucho para cortarlos, papel de lija para rematar el corte, cinta de carrocero para la pintura.
  • Pintura negra mate (la de nuestra marca Fleur Paint seca rapidísimo y es ecológica y se limpia con agua )
  • Probetas de cristal.
  • Un plato con cierto borde que sirva de base y tope a las patas del trípode que vamos a hacer.
  • Cordón de algodón negro (es de los que se venden para tejer alfombras que tienen cierta elasticidad).
Una vez que cortamos el palo en tres trozos iguales y de la medida que queramos tenga el soporte (unos 20cm si las probetas son de 10cm por ejemplo), lijamos el extremo de los cortes del serrucho para que queden lisos y colocamos un poco de cinta de carrocero a un tercio del palo pues solo vamos a pintar la parte superior de los mismos.
Con la pintura de Fleur Paint estarán secos en menos de 1 hora. 
A continuación cortamos 1m aproximadamente del cordón de algodón y lo anudamos de manera que ya solo quede unir los tres palos para formar un trípode con el cordón como se puede ver en la imagen.










Ya sólo queda pasar la probeta por el medio de ese cordón de manera que se queden sujetas por la tensión del mismo.
En lugar de probetas, también puede utilizarse una vaso de cristal de tubo aunque en ese caso hay que apretar menos el trípode para que quede el hueco en medio suficiente para el vaso.
La ventaja de este arreglo es que será muy fácil cambiar el agua a la flor y mantenerla por lo tanto más días en perfectas condiciones. El agua limpia en la flor cortada es fundamental para que las flores vivan y no les falte oxígeno. Y si le cortas el tallo de vez en cuando facilitarás también la absorción de ese oxígeno por parte de la flor.
Este arreglo es perfecto para colocar en tu mesa de trabajo, en un aseo, o si lo repites y haces más de uno puede ser un centro de mesa perfecto.
También puedes variar su aspecto y combinar el color de la pintura que apliques a los palos con el cordón y el plato de base, o con el color de la flore elegida... ya es cuestión de echarle creativida e imaginación.



















Fotos: Flower council

viernes, 4 de septiembre de 2015

Crisantemos: la flor de la suerte y la salud.



Los Crisantemos, tan utilizados en la festividad de todos los santos, lejos de estar relacionados con los difuntos guardan una simbología relacionada con la salud y la suerte. Originario de China y Japón donde gozan de una inmensa popularidad, llega a Europa en a principios del siglo XVIII y aunque al principio el color más conocido era el amarillo, actualmente la gama de colores es amplísima: amarillo dorado, bronce o tonos anaranjados profundos para decoraciones más calidas. O también podemos optar por una decoración sutil y calmante con crisantemos en matrices de color blanco, rosa o púrpura. Como puedes encontrarlos en diferentes variedades, las posibilidades de composición con otras flores es muy fácil y decorativa como puedes ver en la imagen de la izquierda.

Mantenimiento.
Si quieres disfrutar de tus crisantemos como flor cortada por lo menos durante tres semanas, has de seguir estos consejos:
Ponlos en un florero limpio y agua limpia.
Quita las hojas de los tallos para que no estén colgando en el agua ya que se descomponen muy rápidamente y ensuciarían el agua.
Puedes añadir alimento específico para la flor cortada al agua.
Cambia el agua cada cinco días y la de la parte superior del jarrón regularmente.
No coloques las flores bajo la luz solar directa.

DIY
Y aunque son flores que compaginan perfectamente con otras, os vamos a proponer un arreglo realmente sencillo y económico que es muy llamativo sobretodo si se realiza en grupo. Aquí lo podéis ver en una composición colgante, pero también podéis hacerlo colocando los jarrones en la barandilla de una escalera o en los escalones, a modo de lineal sobre una mesa, intercalados con las fuentes en una mesa tipo bufet, en un aparador en grupo de tres en una entrada...

Necesitas:
3 Crisantemos que pueden ser diferentes.
3 ramitas gruesas de una altura similar a la flor.
3 recipientes iguales.
Una sierra para cortar las ramas.
Un cuchillo para cortar en diagonal el tallo de las flores.
Una cinta del mismo color del recipiente (en este caso hemos optado por tonos cobre)
Cuerda de color negro y unas pinzas de madera que pintarás en ese color. Y por último una esponja de florista que has de sumergir durante una hora en agua para que se empape bien .


Una vez que has pintado las pinzas de madera de color negro, atas la cuerda a las pinzas y las colocas en tres puntos equidistantes en el borde del recipiente donde previamente has colocado la esponja de florista ya empapada en agua.















Pinchas el tronco a una profundidad en la que quede estable y retocas la altura de la flor para que queden equilibrados en tamaño. Pinchas la flor y la sujetas al tronco con la cinta del mismos color del recipiente.

Ya solo te queda decidir donde colocar esta sencilla composición. Todos los materiales que necesitas (excepto las pinzas de madera) podrás encontrarlo en Los Peñotes.













Fotos cortesía de Flower Council

lunes, 24 de agosto de 2015

DIY: Jabones naturales de tu jardín.

Una vez escuchamos decir a un fotógrafo que se dedicaba a hacer fotos para recordar y no perder las cosas que le gustaban. Esto nos ha llevado a querer conservar las esencias de las flores y plantas de nuestro jardín para poder disfrutarlas a lo largo del año... y hay muchas maneras de conseguirlo, una de ellas puede ser el hacer jabones naturales utilizando esas flores y plantas. 

Vamos a hacer primero una selección de algunas de las que podemos usar: Las hierbas no sólo son útiles para dar sabor en la cocina, muchas de ellas tienen propiedades estupendas para la piel, también. Así que vamos a disfrutar de sus beneficios de belleza naturales según lo que queramos conseguir:

Tomillo: Anti-inflamatorio - ideal para piel propensa al acné.
Albahaca: Antibacterial - un gran rejuvenecedor de la piel.
Romero: Un antídoto natural contra los eczema, dermatitis y psoriasis.
Lavanda: además de relajante, hidrata la piel y nos dará un aroma delicioso.
Aloe Vera:  para la piel inflamada, irritada o quemada por el sol.

Pero podremos hacerlos con muchas flores del jardín como los jazmines o rosas.

Qué necesitamos:

Un puñado de hierbas.
Batidora de mano.
Papeles de filtro de café.
Recipientes limpios y secos que usaremos de moldes.
Jarra medidora.
Aceite vegetal.
Base de jabón de glicerina (disponible en tiendas de manualidades)
Alcohol y un cuchillo de filo recto de cocina.

Cómo hacerlo:

1. Lavar las hierbas y secar bien. Colocar en un cuenco con una cucharada de agua y mezclar con la batidora hasta conseguir la consistencia de un puré.
2. Para establecer la cantidad de base de jabón que necesitamos para cada molde, llenar con agua hasta el nivel deseado (según el grosor quieres que tenga tu jabón). Verter el agua en una jarra de medición y escribir la cantidad en el lado de cada molde.
3. Vaciamos ese agua y secamos bien los moldes. A continuación rociamos con el aceite vegetal el interior de cada uno de manera uniforme, para evitar que el jabón se pegue.
4. Picar la base de jabón en cubos de 1,2cm, meter en la jarra de medición con una toalla de papel sobre la parte superior y ponemos en el microondas en calentones de 30 segundos  hasta que se derrita, pero no debe hervir. Vamos añadiendo trozos de jabón hasta llegar a la cantidad deseada (la que hemos marcado previamente para cada molde). Puede que tengas que trabajar en lotes.
5. Deja que la base de jabón se enfríe, pero sin que llegue a solidificar. A continuación, añade la cantidad deseada de puré de hierbas y vertielo en los contenedores.
6. Hay que rociar con un spray de aceite la parte superior del jabón para deshacerse de las burbujas de aire. Deja que reposen los jabones creado una hora y luego los pones en el congelador durante dos horas y después ya solo tendrás que sacar los jabones de los moldes.


Planta relajante: la Saintpaulia

La Saintpaulia más conocida como la “violeta africana” y de la que ya hemos hablado en otro post acerca de sus cuidados(*), es una planta especial, y no lo es solo por ser una belleza para la vista, sino porque también ayuda a sentirse menos estresado si aceptamos la capacidad relajante del color azul y decidimos aplicarnos un poco de cromoterapia. Aunque no se trata solo de esto, un estudio de la universidad de Surrey, puso de manifiesto que las personas que tienen que llevar a cabo tareas, las realizan menos estresados si en el espacio donde las realizan se hayan presentes las plantas que si no las hay.

Una planta noble.
La Saintpaulia tiene una pincelada de nobleza, debido a que lleva el nombre del Barón Walter von Saint-Paul-Illaire, que fue el primero en descubrir la planta a finales del siglo XIX. La Saintpaulia es originaria de África, concretamente de Tanzania y del sureste de Kenia. Crece allí en un ambiente húmedo y luminoso, y esas son las circunstancias en las que mejor vivirá dentro de una casa. Es importante regarla con agua de forma regular, sobretodo en época estival y en su período de crecimiento, pero teniendo cuidado de que no quede encharcada pues en ese caso la planta se pudrirá. Es preferible utilizar agua tibia, y regarla directamente en la tierra y nunca vertiendo agua por encima de las hojas y ni de las flores. Como todas las plantas que tienen flor, necesitará luz natural, pero evitar un exceso de la luz solar directa e intensa.

(*) http://elblogdelospenotes.blogspot.com.es/2014/09/que-planta-pongo-violetas-africanas.html









Fotos cortesía de Flower council




La planta del bienestar: kalanchoe.

El Kalanchoe es una planta muy generosa que apenas solicita cuidados ni atenciones para mostrarse alegre y esplendorosa. Y si esto no fuera suficiente para que se convierta en una de tus favoritas, investigaciones científicas han demostrado que esta pequeña planta, resistente, de hojas grasas y con flores de vibrantes colores, logra según los expertos, que las personas se sientan mejor.

Así que, en realidad es tan simple como poner un Kalanchoe al alcance de la vista para que te sientas mucho mejor y veas la vida con otra perspectiva. Aunque esto realmente lo podríamos extender a cualquier relación con las plantas y la naturaleza: una investigación sueca, por ejemplo, demostró que los pacientes de cuidados intensivos que podían ver un cartel con escenas de la naturaleza en su habitación se sentían mucho mejor que los pacientes que tenían un cuadro de arte abstracto a la vista. Otra investigación mostró que los pacientes que habían sido operados se recuperaban mucho más rápido, y sufrían menos complicaciones, cuando tenían a la vista vegetación y árboles, que cuando su vista solo contemplaba una simple pared gris...¡a nosotros no nos hacía falta hacer investigación alguna para tener esto claro! pero dicho así parece que no quedan dudas.

Volviendo a nuestro Kalanchoe, lo más especial es su inflorescencia, con todas sus pequeñas flores agrupadas en una misma rama. Es también denominada “planta de días cortos” debido a que  florece en la época en que el día es más corto que la noche. Sin embargo, cuando florece, acto que dura unas ocho semanas, lo hace con verdadera intensidad, emanando pequeñas flores que varían de color, desde el blanco, rosa, rojo, amarillo y anaranjado al morado, colores todos ellos muy vivos y que contrastan de forma espectacular con las hojas verdes y brillantes.

No está del todo claro cual es el origen de esta planta, aunque la explicación más aceptada habla de una introducción de los chinos “Kalan Chau” a América. Pues esta es una planta que sí se produce de forma natural en China, así como en Madagascar y en el África meridional y sudoriental. El alemán Robert, comerciante de semillas Blossfeld, fue el primero en ver el potencial de la Kalanchoe, y por eso la presentó como una planta de interior en Europa en la década de 1930. En la actualidad hay más de 200 variedades ¡y no todas tienen flores!.

No es sólo una gran planta de interior, sino que también puedes ubicarla en el exterior, en el balcón o en la terraza. Un poco de agua una vez por semana durante el verano, y una vez cada dos semanas durante el invierno, será suficiente. También es aconsejable añadir al agua un poco de abono para plantas cada dos o tres semanas. La Kalanchoe prefiere un punto de luz, pero no es exigente cuando se trata de la temperatura.
¡Vamos, que es una de esas plantas perfectas para quienes dudan de tener buena mano verde!














Fotos cortesía de Flower Council

A todo color: las Begonias.

Si hay una planta que proporcione gamas de color intensos son sin duda las conocidas como  Begonias, tanto en sus variedades de planta de flor, como en las que su coloración se basa en lo llamativo de sus hojas.  La Begonia Elatior y Begonia Rex son reconocidas como plantas de interior y todos los otros tipos de Begonia se consideran plantas de jardín.

Son plantas que agrupadas crean bodegones realmente decorativos, que admiten montajes en recipientes de muy diferente estilo que se adaptan a cualquier tipo de casa. Tampoco has de privarte de colocar en un mismo recipiente Begonias de diferentes colores, como puedes ver, quedan fantásticas. Y si las mezclas con las variedades que no tienen flores, puedes jugar a entonar los recipientes con los tonos dominantes de las hojas de la Begonia elegida. Tienes una gama amplísima donde elegir.


Estas plantas como tantas otras, guardan cierta simbología y también muy variada: por ejemplo, representan la autoprotección o mensajes algo noveleros como 'nuestro amor se ha descubierto' y también un símbolo de equilibrio cuando se utiliza en arreglos florales funerarios.

La Begonia proviene de las selvas tropicales húmedas de Asia, África y América. Hay alrededor de 1.000 variedades diferentes en la familia Begoniaceae.

El grupo de floración más conocida es la Elatior Grupo Begonia. Estas son las plantas con flores sencillas y semi doble o dobles. La Línea Bodinia es nueva, con flores con flores dobles adicionales y hojas rizadas. Un "clásico" en el rango para la Navidad es la Lorena (Begonia), con flores más pequeñas y una forma final. Dentro del grupo Begonia Rex, hay colores de hojas realmente  preciosas y de formas muy llamativas. 

Consejos para el cuidado.
Begonias necesitan estar expuestas a extensas horas de luz en el interior y una posición ligeramente soleado en el jardín. Asegúrate de que la bola de la raíz nunca se seca, por lo que debes darle agua regularmente. Para mantener la planta sana durante mucho tiempo, es esencial para darle alimento en forma de abono cada tres semanas. También vale la pena a retirar con cuidado las flores muertas y hojas viejas, así la floración será más durarera y vigorosa. Evita los cambios de temperatura y corrientes de aire y no coloques nunca la planta cerca de fuentes de etileno como las verduras o frutas, ya que esto provoca  la abscisión de yemas florales y de las flores abiertas, las hojas amarillean y caen, reduciendo con ello la floración de la planta.










Fotos cortesía de la Oficina Holandesa de la Flor