lunes, 18 de agosto de 2014

DIY Inventando jarrones.

En esta ocasión volvemos a proponeros una manualidad de las facilísimas de ejecutar. Se trata de crear un conjunto de jarrones que al estar agrupados y a pesar de su sencillez, serán un elemento decorativo de lo más efectivo y sorprendente.

Gerberas variadas

Solo necesitaréis 4 elementos y un criterio que aplicar:

  • Un bote de pintura TODO FLEUR PAINT que podéis encontrar en Los Peñotes y que en otras ocasiones ya os hemos explicado que son ecológicas de rápido secado y con el acabado más mate del mercado dando un acabado a la tiza o de aspecto terracota donde se aplique. Si no váis a colocar en el exterior los recipientes a pintar tampoco será imprescindible la imprimación previa, en este caso es opcional)
  • 1 Brocha de la misma marca para una mejor aplicación del producto.
  • Una serie de recipientes que puedan contener agua pues van a ser los jarrones o floreros que vamos a inventarnos. Pueden ser botellas de vino, de perfumes, botellines de cerveza,  botellas de champú...cualquiera que tenga una forma y volumen que en el grupo os facilite un conjunto equilibrado.
  • Un ramo de flores naturales.
  • ¿Y el criterio? Pues simplemente tendréis que decidir si igualáis los jarrones en color y lo que ponéis de colores diferentes son las flores como os proponemos en las imágenes... o bien si queréis poner los recipientes en diferentes colores y entonces el ramo de flores os recomendamos que sea del mismo color en todas. Un consejo: pensad en como os gustaría que fuese el conjunto de jarrones sin flores ya que puede que no siempre los tengáis con ellas.

Estas pinturas se venden en frascos de pequeño tamaño (aunque se pueden encargar en latas grandes) por lo que el decidir por la variedad de colores no será ninguna complicación ni desperdicio de pintura. Y no temáis a utilizar recipientes de plástico... ¡todos parecerán de cerámica!... ¡a diseñar!











Fotos cortesía de: Oficina holandesa de la Flor

Helechos, frescor natural.


Si hay una planta fácil de cuidar y que a la mayoría nos gusta ésa es el Helecho. En realidad se trata de un gran grupo de plantas que tiene una gama de variedades con diferentes nombres. Las más conocidas son las Nephrolepis o Boston Fern. Este helecho es fácil de cuidar, purifica el aire y crea un alto nivel de humedad ¡por lo que es el compañero perfecto en casa!

En la variedad está el gusto.
Hay más tipos de lo que parece… algunos Helechos tienen hojas recogidas y se despliegan a medida que crecen. Cada variedad tiene sus propias características, como el color o volumen. Los colores de las hojas varía en función de la luz, pueden ser en verde, gris plata, verde oscuro o rojizo. Las formas de las hojas también varían, desde las que son completamente cerradas, (Asplenium) o dentadas (Nephrolepis o Adianthum).

Aire puro y húmedo
Los Helechos que conocemos en nuestras salas de estar crecen en la naturaleza, sobre todo en zonas con mucha humedad. Debido a esta herencia, estas plantas se adaptan también al interior de los hogares.Y como la naturaleza es muy sabia, la misma planta produce una gran cantidad de humedad, que pueden reducir males, tales como dolor de cabeza y sequedad de la piel, y también son conocidos por sus cualidades para purificar el aire.

Cuidados.
Los Helechos aman la humedad, por lo que hay que mantener el suelo húmedo de la planta, no dejar que el cepellón se seque, y no regar el corazón de la planta. Estarán más felices y saludables si los rocíamos regularmente con un pulverizador de agua y le abonamos semanalmente. Además hay que colocarlos cerca de la luz, pero no en la luz solar directa ya que puede secarla. Éstas plantas duran muchos años.

Consejos y curiosidades extra.
• Los Helechos estarán muy bien en zonas húmedas de la casa, tales como el baño o la cocina.
• El Helecho es planta colgante ideal, sus hojas ocupan un montón de espacio y decoran mucho.
• Esta planta ha sido muy popular como planta de interior desde la época Victoriana.
• Les gustan las temperaturas superiores a los 15 ° C.
• Existen variedades resistentes al frío de esta planta perfectas para colocar en la terraza, patio o jardín.
• Los Helechos crecen a menudo en la naturaleza como epífitas, lo que significa que crecen en otros árboles y plantas y en bosques húmedos y pantanos. Esta característica les hace ser una opción perfecta para su cultivo en terrarios dentro de frascos de cristal como los que puedes ver en la imagen de abajo, ya que necesitan un suelo muy ligero y la humedad que se crea dentro es perfecta para ellos y son una opción decorativa preciosa ¿no os parece? Por no mencionar que esta presentación es además un regalo perfecto.
• El Nephrolepis es una de las plantas más antiguas de la tierra, a menudo se encuentra fosilizada.
• Las hojas de helecho pueden crecer hasta un metro de longitud!
• Los helechos son muy adecuados para las oficinas, debido a su característica de purificación de aire.

























Agradecimientos: Oficina Holandesa de la Flor.

sábado, 2 de agosto de 2014

DIY estanque en 4 pasos.

Disfrutar de un estanque no está al alcance de todo el mundo porque no siempre se dispone de espacio para construir o instalar uno ¿verdad? Pero a casi todo el mundo le encanta contemplarlos . La presencia de agua es siempre atrayente y está presente en la historia de la jardinería y no sólo como elemento indispensable para su mantenimiento. Los antiguos jardines árabes mantenían la presencia de los canales de agua y estanques a la vista no sólo por un motivo práctico, si no porque el sonido del agua representaba la vida. Quizás de ahí nos viene el placer de contar con su presencia.

Bien, pues poder contar con un estanque aunque esta vez sea mini es muy sencillo, aunque no le pongáis una bomba para que oxigene el agua. Eligiendo bien las plantas será suficiente pues estamos hablando de un recipiente de pocos litros.

Normalmente necesitarías poner tres tipos de plantas: flotantes, oxigenantes y palustres (son las de ribera) De esta manera tendrás un equilibrio estético y biológico. Nosotros hemos elegido para este ejemplo un Nenúfar como flotante, un Cálamo como palustre y unas Calas que aportarán el toque de color y equilibran la composición. Al ser pocos litros será fácil mantener el agua limpia. Deberás retirar los restos de las plantas para evitar que se pudran en el fondo.

Ahora sólo necesitas contar con un recipiente que contenga un depósito de rejilla como el que ves. Podrías plantarlas al modo tradicional pero va a ser suficiente el colocar las plantas con las macetas.

Vamos con los cuatro pasos:

Elige tus plantas.

Coloca las macetas en el recipiente de estanque.






Llénalo de agua.Recoloca las plantas y si es necesario se sujetan con alguna piedra que haga de contrapeso.




¡Y a disfrutar!