DIY floral: como hacer un ramillete natural.

Hay cosas muy sencillas de hacer con flores naturales sin necesidad de tener conocimientos de técnica florista. Y es tan fácil que puedes sorprender a tus invitados en una cena por ejemplo poniendo a cada comensal un detalle floral en su servilleta o por ejemplo utilizarlo como remate al envoltorio de un regalo... o por qué no... para acompañar una cena romántica para dos... Las flores siempre sacan una sonrisa a quien las recibe, así que ¡manos a la obra!

Qué necesitas:
. Ovillo de cordón semirígido de papel. En este caso lo hemos elegido todo en color rosa.
. Tijeras para cortar el cordón.
. Cuchillo de hoja lisa para cortar los tallos de las flores.
. Un alfiler de cabeza de perla.
. Una vara de flor ramificada (así tendrás varias flores en un solo tallo) o bien 3 ó 5 flores en los tonos elegidos para combinar. En este caso hemos elegido como flor el Lisianthus que te ofrece tres flores en una vara.
. Una hoja plana que servirá de lazo. La nuestra es de un Ananás, pero también sirven las de los Cordylines. Ha de ser blandita y manejable.

¿Cómo lo hacemos?
El procedimiento es muy sencillo. Primero has de cortar las flores a la altura que quieras que tenga el ramillete y hazlo con el cuchillo, no con las tijeras. Si luego lo quieren poner en agua, de esa manera el corte es más limpio y tomarán mejor el agua.
Una vez tengas el largo deseado, une tres varas de flor y solo has de enrollar el cordón de papel de manera que quede bien apretadito. Para que no se te mueva, pon el extremo del cordón en paralelo a los tallos primero y de abajo a arriba y empieza a enrollar desde arriba de manera que vayas bajando hasta volver a encontrarte el extremo del cordón que has puesto en los tallos y que se ha ido quedando dentro de la espiral de cordón. Cortas y usas esos dos extremos para atar el cordón rosa.



A continuación, con la hoja verde, la añades alrededor de este ramillete forrado como si fueses a colocar una corbata, y sujetas el nudo que sale con el alfiler de cabeza de perla.


¡Y ya lo tienes! Como ves es súper fácil y económico. Y puedes aplicarlo aun montón de cosas: para adornar las sillas en una fiesta en el jardín o en casa, para los comensales como hemos dicho anteriormente, para colocar en pequeños tarros o jarrones de cristal y adornar un camino, para hacer un lineal a modo de camino de mesa, un detalle para los profesores de tus hijos ahora que termina el curso o cuando comience...


¡Esperamos que os haya gustado!










Fotos por cortesía de la Oficina holandesa de la flor.

Comentarios