sábado, 18 de enero de 2014

Sin culinarias en la cocina ni aromáticas en el baño...

El decidir colocar plantas aromáticas en la cocina es una de las opciones más obvias y desde luego no vamos a deciros aquí que no lo hagáis ¡faltaría más! es una opción que siempre nos va a gustar, pero también es cierto que hay otras opciones y no siempre se tiene claro qué plantas se pueden poner en cada estancia, así que vamos a daros unas cuantas sugerencias para poder colocar en la cocina y en los cuartos de baño ya que estas dos estancias mantienen características similares pues el nivel de humedad y temperatura que suele haber en ambas es parecido (siempre que el baño sea exterior) así que las plantas que os proponemos servirían para cualquiera de ellas.

¿Quieres plantas de flor?
Los Kalanchoes son una opción perfecta y que además puedes elegir entre una amplia gama de colores. La clave del acierto estará en que decidas una variedad del color en el que esté la mayoría de los complementos de tu cocina o baño para que consigas mayor efecto visual, o bien puedes elegirlo en un tono de flor diferente, que haga un buen contraste y utilizar un cubremacetas en los tonos de los complementos  para relacionarlo con el estilo de la habitación.

Y si te van los estilos más marcados o la decoración de tu casa es más bien moderna, no dudes en utilizar las Bromelias, plantas resistentes y tan fáciles de cuidar como las anteriores y que también cuentan con floraciones en colores muy vivos. Además el color del verde de sus hojas es también muy variado y aportarán color en la temporada que no tengan flores.

Y siempre puedes buscar un recipiente en el color que tenga la flor para mantener el tono cuando no esté florecida. Son plantas que encajan en más estilos de los que parece a pesar de su aspecto tan exótico. 

¿Prefieres plantas solo verdes?

Pues déjanos proponerte opciones algo más creativas que el Poto de toda la vida... y que son de fácil cuidado también.

¿Te atreverías a colocar Sarracenias? ...los que sois aficionados a plantas más especiales, ya habréis identificado que son una especie de planta carnívora.  Son de tamaño no demasiado grande pero colocadas en grupo quedan como una gran composición.

Nos parece que funcionan muy bien colocadas dentro de recipientes de cristal. Plantadas en ellos, de manera que se vea la tierra, se consigue el efecto de tener una mini selva y que si las colocáis como véis en la foto de la izquierda, sin que sobresalgan del cristal, mantendrán entre ellas un nivel de humedad perfecto para mantenerse casi como en su habitat. Y otra opción con cristal es utilizar plantas acuáticas, tendrás que cambiarle el agua como si se tratase de flor cortada, aunque no tan a menudo ya que al no tener peces el agua no se ensucia tanto. 

En la imagen de abajo, podéis ver como hemos seleccionado una planta acuática flotante, se trata de una Eichornia.

Os hemos propuestos opciones sencillas, pero que estamos seguros os aportarán un efecto decorativo perfecto si utilizáis recipientes que encajen en el resto de la decoración, ¡ése será un detalle determinante! Los recipientes de cristal podéis colocarlos dentro de bandejas, colocar una baldosa de pizarra debajo... y ya veréis como conseguimos mejorar el estilo de ese cuarto de baño, aseo o cocina sin necesidad de complicarnos la vida con un Poto que no para de crecer y llega a veces a convertirse en una cuerda verde que por algún misterioso motivo nadie se atreve a cortar y va recorriendo la habitación de cuadro en cuadro sin más mérito que esa longevidad.

viernes, 10 de enero de 2014

¿Jardineros 2.0?


Sólo has de identificar tu planta con una de las 6.000 de la base de datos para saber como cuidar tus plantas. Y no equivocarte como el de la imagen, que tiene seleccionado un cliclamen y el Flower Power colocado en una Begonia...
En un mundo de aplicaciones informáticas para casi todo ha llegado también a nuestro sector una curiosa y práctica herramienta, que no va a evitar que disfrutes del cuidado de tus plantas, pero sí te puede servir para evitar destrozarlas si eres un poco desastre con ellas, o por lo menos te puede facilitar su cuidado. Y como en Los Peñotes nos encanta estar a la última, ya la tenemos en nuestro centro de jardinería.

Se trata del dispositivo o sensor Flower Power que es capaz de monitorizar el estado de tus plantas a través de tecnología Bluetooth Smart. Tiene forma de rama y solo tienes que colocarla en la tierra de la planta a analizar y bajarte la aplicación gratuíta disponible de momento sólo en la apple store, pero en breve estará disponible para androids.
Una vez instalada, tienes que buscar y seleccionar la planta que quieres tener controlada. Cuentas con una base de datos de más de 6000 plantas, árboles y vegetales, realizada con el asesoramiento de botánicos franceses, norteamericanos y daneses.

Los datos de cada planta monitorizada  se guardan en la memoria flash del Parrot Flower Power y se van pasando regularmente a través del Bluetooth Smart a tu Smartphone o tablet donde tengas descargada la app gratuita de Flower Power. De esta sencilla manera recibirás instrucciones acerca del cuidado de la planta y en caso de emergencia, te llegará una alerta.
Además, si eres un fan de la precisión, podrás ver gráficamente un seguimiento de cada uno de estos factores de su cuidado; la necesidad de riego, fertilizante, si tienen demasiada luz...etc.
Y si fuese poco, esta aplicación de es capaz de realizar previsiones a largo plazo de lo que necesitan las plantas monitorizadas.



Y como, el sensor del dispositivo es capaz de medir la humedad de la tierra en un perímetro de 5 a 10 cm a su alrededor, puedes realizar un seguimiento de varias plantas a la vez, o tomar la que tenga el dispositivo como referencia de cuidados para el resto, siempre que tengan las mismas necesidades hídricas y estén en la misma posición.

Obviamente, el sensor es resistente al agua, por lo que podemos dejarlo a la intemperie sin problema. Y no hace falta un sensor para cada planta, puedes ir monitorizando tu huerta o jardín con sólo ir moviendo un único Flower Power y seleccionando cada planta.
Vamos, que si eres un app-adicto y a la vez un amante de las plantas, este nuevo artilugio te va a encantar.

Os dejamos el enlace a este vídeo explicativo donde veréis lo sencillo qué es. http://bit.ly/1fj0onE





miércoles, 8 de enero de 2014

Una vez al año no hace daño.


Hay ciertas labores que debemos realizar una vez al año en nuestro césped si queremos mantenerlo en buen estado y que no se convierta en un muestrario de semillas, malas hierbas, de musgo o de cualquier otra cosa. 

Abonado y mantillado.
Los céspedes deben abonarse cada año para devolver al suelo los nutrientes que ha ido perdiendo con las siegas, dependiendo del tipo de mezcla de semilla que haya plantada habrá que aplicar un tipo de abono u otro. Por regla general es preferible aplicar los de liberación lenta que se usan en período de crecimiento de la planta. Pero en el invierno lo que hay que aplicar es materia orgánica, algún tipo de humus para después cubrir con el mantillo de manera que cuando llegue ese período de crecimiento (primavera) el terreno haya sido mejorado.

Escarificado.
Consiste en cavar verticalmente el terreno para romper y eliminar lo que se conoce como fieltro, que no es más que una capa fina formada por tierra, restos de raíces y hojas que se van acumulando e impiden que pase hacia las raíces el agua, los abonos y el aire y facilita el crecimiento de hongos. Esta labor en céspedes de climas fríos ha de hacerse en primavera o en otoño y en las praderas de climas cálidos en verano.

Aireado.
Esta tarea se realiza pinchando la tierra haciéndole muchos agujeritos, para poder oxigenar el terreno en profundidad (10cm). Y tras esta labor, lo recomendable es aplicar una capa de turba y aprovechar para resemillar y repoblar el césped con alguna fórmula especifica para ello. Y la mejor época para la resiembra sería e primavera o finales de verano.
Al realizar el aireado y escarificado hay que tener ciertas precauciones con los tubos de riego o de luz enterrados para no atravesarlos. Para evitarlo a la hora de planificar un jardín es conveniente hacer fotos y guardarlas para tener siempre presente por donde van las tuberías y cables pues aunque es recomendable enterrarlos a 20cm, no suele ser siempre así.


domingo, 5 de enero de 2014

Cómo podar ramas gruesas.

Cuando vamos a podar una rama gruesa hay que tener claro que lo principal es elegir las herramientas más adecuadas según el grosor, la altura y la fuerza de las ramas. El contar con buenas herramientas te va a ahorrar mucho esfuerzo, no dudes en preguntar en nuestra sección de bricojardinería acerca de la herramienta que realmente necesitas.

Y además, hay que revisar que los utensilios no estén sucios ni oxidados, para evitar la transmisión de enfermedades. Cada vez que termines de utilizar las herramientas del jardín, es conveniente limpiarlas con agua y jabón y secarlos.

En el caso de ramas de más de 5cm de diámetro lo mejor es utilizar un serrucho, así que una vez tengas el serrucho bien limpio, puedes proceder a realizar los siguientes pasos para no hacer un destrozo:

1. Desde abajo.
Para cortar una rama gruesa, serrar la rama de abajo a arriba hasta la mitad, a unos 20 centímetros de distancia del tronco.

2. Por arriba.
A continuación, serrar por encima de la rama, colocando la herramienta entre 1 y 2 centímetros hacia afuera, hasta que se quiebre.

3. Corte final.
Una vez eliminado el grueso de la rama, se debe dar elcorte decisivo lo más cerca  posible del tronco.

4. Alisar.
Con un cuchillo de jardinero bien afilado, alisar el corte quitando las astillas y las zonas abultadas.
Así la superficie quedará limpia.

5. Sellar.
Aunque las heridas suelen sanar de forma natural, es bueno usar productos selladores o cicatrizantes
para evitar infecciones.




Documentación e imágenes: Asociación española de centros de jardineria

sábado, 4 de enero de 2014

¿Sabes qué es un Yellow Dog?

Lo más normal y habitual es que cada vez que nos cruzamos con alguien que lleve un perro y nos gustan los animales, nuestra primera intención es la de acariciarlo y jugar con él, sin ni siquiera preguntar al dueño si hay algún inconveniente. Hasta aquí, todo parece normal ¿o no? por regla general los dueños de perros están encantados de que sus perros gusten a los demás.

Pero ¿y qué pasa con el perro? pues lo habitual es que sea un perro cariñoso y bien cuidado, pero el origen de este movimiento no está en que sean unos fanáticos que no quieren que se moleste a su mascota; se trata más bien de un movimiento para concienciar de que no son juguetes, si no seres vivos y que deben ser dignos de consideración en ciertas ocasiones y han creado este proyecto para crear una pauta de conducta a este respecto.

Simplemente, hay ocasiones en las que un perro necesita no ser "achuchado". Perros amarillos son perros que necesitan espacio . Y los motivos pueden ser muy variados, no necesariamente es porque sean perros agresivos, puede ser necesario no acercarse porque estén convalecientes de una operación, o porque estén recién adoptados de algún centro e acogida y no hayan superados sus miedos, o bien los dueños no conocen todavía bien su conducta en público, o porque se encuentren en período de formación para prestar determinados servicios como perro-guía y el que juguemos con ellos altere su formación o su capacidad de obediencia... o efectivamente, que sea un perro "malas pulgas" y sea más seguro no ponerle nervioso.




Este proyecto de crear este código amarillo de identificación de perros que necesitan espacio, fue fundado en septiembre de 2012 por Tara, un entrenador de perros canadiense. El Proyecto de Yellow Dog se ha propagado rápidamente hasta convertirse en un movimiento mundial. Ha llegado a 45 países y ve aumentar sus seguidores a través de su campaña en Facebook .

El mensaje del movimiento es simple: quieren que la gente sepa que si ven a un perro que lleva una cinta amarilla o con algo amarillo en su correa, a ese perro es necesario respetarle su espacio y para ello se pide a los propietarios con perros que necesitan ese espacio, el que les coloquen una cinta o algo de color amarillo a su perro para ayudar a difundir este código.

Nosotros ya os hemos contado esta curiosa iniciativa, ahora vosotros decidís.

Y si queréis más información podéis verla en su web: http://www.theyellowdogproject.com/


Trucos para tus rosales.


Para empezar bien, hay que adquirir ejemplares fuertes y vigorosos... los que nos conocéis sabéis que los rosales son uno de nuestros puntos fuertes porque además de gustarnos muchísimo, han sido nuestros clientes y grandes aficionados los que nos exigen cada temporada poder encontrar las mejores especies y variedades y por otro lado, y no nos engañemos, esto es como preparar un buen plato, si no contamos con una buena materia prima, muy buen chef hay que ser para que el plato sea excelente. Pero vayamos a ver qué prácticas hemos de aplicar a los que ya tenemos y a los que vayamos a plantar por primera vez:

Rosal: Circus
Cuando se planten, el injerto debe quedar bajo tierra unos dos a cinco centímetros.

Requieren suelos aireados, cálidos, abonados y no ácidos y por supuesto bien drenados.

Hay que situarlos en zonas soleadas y bien aireadas para evitar enfermedades fúngicas, es decir, relacionadas con hongos, no con insectos.

Precisan riego abundante cuando están recién plantados y mientras brotan. Es mejor regarlos por goteo en lugar de por aspersión. Esto en general es aplicable a las plantas de flor, siempre es mejor regar por la base, sin mojar las flores.

La distancia de plantación dependerá de la envergadura máxima del rosal y del efecto que se quiera crear. Y de nuevo un consejo que ha de observarse con todas las plantas: pensad en que son seres vivos que "crecen", por lo que es conveniente informarse de su tamaño en edad adulta para no plantarlo demasiado junto a otros y que se oculten o impidan crecer adecuadamente.
Imagen de: Jolene 00

Necesitan ser abonados con regularidad. Pensad que son plantas que van a estar dando flores casi de manera continua desde primavera hasta el otoño y para ello necesitan estar bien alimentadas.
Y de vez en cuando hay que cavar y escardar el suelo para airearlo y evitar que las malas hierbas los ahoguen.

Exigen una poda en enero o en febrero, según las características de cada uno y siempre que no haya riesgo de heladas.

Los chupones y los tallos que nazcan del portainjerto se deben eliminar. Son fáciles de identificar,si te fijas bien sus hojas son más pequeñas y la forma y color también son distintos a las del resto de la planta. Y también es aconsejable cortar las flores marchitas que estén por encima de una hoja compuesta.

Los tallos astillados o dañados se deben eliminar, ya que son más vulnerables a las enfermedades.

Y una manera natural de controlar las plagas de pulgones que suelen atacar a los rosales es plantando a su lado lavandas, cuyo olor los ahuyenta.

Y si queréis ver más información acerca de los tipos de rosales que podéis elegir, pulsad en este enlace: http://bit.ly/1dxAgSL












Agradecimientos a la AECJ por la documentación.