Bulbos de otoño.

Lilium.
Los bulbos son una de las plantas más fascinantes que hay, se comercializan cuando están en período de letargo ya que tienen propiedades vitales concentradas en su interior. Al ponerse en tierra y llegar la estación favorable brotan. Cada bulbo tiene una época para florecer, otra para estar en letargo, otra para la plantación y otra para brotar. Y para que los bulbos que compremos nos florezcan una y otra vez, es importante respetar esos plazos.

Ahora nos toca hablar de esa gran parte de las plantas bulbosas que se plantan en otoño para florecer en la primavera del año siguiente. Después de florecer mantienen su parte aérea, para desarrollar  órganos bajo tierra (bulbos, rizomas, tubérculos, etc. ) que acumulan sustancias de reserva para el invierno.
 
¿Cuándo plantar?
Se plantan en Octubre y Noviembre, en las zonas más frías a pleno sol y en las demasiado cálidas con alguna protección.

Tulipanes "Agatha R. de la Prada" combinados con pensamientos malva.
¿Cómo plantar?
Se usan suelos bien drenados y sueltos y se plantan cuidando que la yema quede siempre hacia arriba...y para los que nunca habéis tenido un bulbo en vuestras manos, os aclararemos que la yemas está en la parte más estrecha, los bulbos tienen forma parecida a las cebollas pero siempre presentan un cuello más o menos obvio por donde sale la yema.
Se pueden colocar en grupos homogéneos en cuanto a su forma, color y especie de floración, o bien combinando especies diferentes. Y desde luego teniendo claro ka combinación de colores resultante y las alturas que alcanzan cada uno de ellos para no encontrarnos con la sorpresa de que empiezan a florecer y solo vemos los que están en la primera fila y no los de detrás.

Muscaris.
En cuanto a la profundidad, la regla general es que se planten a una profundidad que sea una vez su tamaño. Ante la duda, es mejor pecar por defecto, que por exceso que tampoco es cuestión de enterrar un tesoro. Y en cuanto a la separación entre bulbos, los de mayor tamaño los pondremos a unos 12cm de distancia y los de menor tamaño a unos 10cm entre ellos. Aunque si se quiere obtener superficies de color más compactas, se pueden plantar un poco más juntos.

Iris.
Protección y agua.
Después de terminar la plantación hay que realizar un riego copioso. No importa que el suelo esté ya húmedo, ese riego es para asentar la tierra y evitar cámaras de aire. Si existe la posibilidad de fuertes heladas, es aconsejable recubrir la superficie con algún material como corteza de pino, paja, etc…

Los principales bulbos de flor de plantación otoñal son: los tulipanes, jacintos, narcisos,  los iris, anémonas, fresias, ranúnculos, y lilium. Menos conocidos serían las ixias, muscari, o crocus, pero no dejan de ser una opción igual de hermosa que los anteriores.

Recolección.
Tras la floración conviene dejarlos por lo menos un mes en el suelo para que el bulbo recupere las reservas que consumió durante la floración. Si los dejamos toda la campaña en el suelo, muchos de ellos engordarán y aumentarán su calibre dando al año siguiente una floración más vigorosa. Se suelen arrancar a mediados del verano colocándolos en un lugar seco y con poca luz y muy ventilado. Es importante etiquetarlos debidamente para acordarnos al año siguiente de qué variedad son ya que llegado el otoño podremos plantarlos nuevamente.
Y otra de las ventajas de estas plantas, además de poder "reutilizarlas" es el poder contar con la opción de flor cortada, pues muchas de las variedades son aptas para disfrutarlas en jarrones con agua, como los Iris, los tulipanes o los Lilium.

Y si quieres estar al tanto de los consejos de cada mes acerca de tus plantas, puedes acudir a este enlace donde cada mes tendrás la información actualizada y una ficha en formato pdf para que puedas descargartela: http://bit.ly/14qqpJP

Comentarios