Quien a buen árbol se arrima...

Buena sombra le cobija... Pero aparte del significado de buscar el cobijo, asilo o protección de alguien poderoso que se intuye en el refranero español, para conseguir un beneficio, vamos a ceñirnos al sentido más estricto y jardinero de este refrán que es el de contar con una buena sombra y su frescor.

El jardín de "El Capricho" en Madrid es una muestra del color que pueden aportar los árboles a un jardín, así como frescor. En la imagen unos rosados árboles de Cercis siliquastrum, conocido como el árbol de Judas.
En muchos jardines a veces se tiende a dar una importancia demasiado exclusiva a los macizos de flores, que necesitan luz y sol para que tuviera mucho color el jardín... ¡como si no hubiera otra forma de aportar color! Y esa exclusividad en ocasiones puede conllevar el que convirtamos nuestro jardín, en un gran espacio abierto y en un lugar inhabitable debido a que, como dirían en algunas zonas del sur, es una auténtica "torraera" en la que solo se puede estar de noche para no sufrir un golpe de calor.
Claro que hay diseños de jardines con grandes explanadas de pradera o caminos bordeados con setos y poco arbolado... pero esos casos suelen ser en zonas climáticas muy diferentes a la nuestra, en Inglaterra o Francia es común este tipo de ajardinamiento, pero si buscamos ejemplos en nuestros jardines históricos, verás que en ellos abundan los árboles: el Retiro en Madrid, Los de Aranjuez o La Granja en Segovia...son buenos ejemplos de lo que es un diseño de jardín para pasear y estar en él a cualquier hora... otra cosa será, si deseamos un jardín de los que son para ver y contemplar, pero en esta ocasión estamos hablando de otro concepto de jardín, nos referimos a como organizar uno en el que queramos pasear y estar fresquitos...
La Vinca Minor es perfecta para cubrir los suelos en sombra y aportar algo de color.


Así que por nuestro bien, vamos a pensar y a contar siempre con la colocación de algún tipo de arbolado y arbustos en los jardines, si queremos disfrutarlos durante el día. La sombra que proporciona un árbol es siempre más fresca que la de un muro ya que por el árbol pasa el aire y no está acumulando el calor del sol durante el día para luego proyectarlo. Y además no hay por qué pensar que un jardín que contenga arbolado abundante, vaya a ser un jardín sin variedad de color, o muy soso o triste por tanta abundancia de verde.

Para eso hay que buscar especies y variedades tolerantes a la sombra. Además hay que cuidar otros aspectos como un buen drenaje, un suelo no demasiado fuerte y rico en materia orgánica, y una buena fertilización rica en fósforo.

Entre las plantas que toleran sombra:
Anuales: Ageratos, Caléndulas.
Bulbos: Algunos Lilium, Narcisos, Tulipanes, Dalias.
Leñosas: Rododendros, Tejos, Tsugas, Azaleas.
Arbustos: Crataegus, Forsythias, Hortensias, Lilas, Aligustres, Spiraeas, Viburnum, Koelrenterias.
Trepadoras: Hiedras, Wisterias. Así como Vincas y Ajugas que cubren los terrenos.
Vivaces: Aconitum, Cimifugas, Eupatorium, Thalictrum, Astilbes, Campanulas, Hostas, Peonias, Primulas, Begonias, Alegrías.
¡Como ves son muchas más de las que crees!

¿Cuáles son los árboles más recomendables para proporcionar la sombra?
Excepto algunos pinos y análogos, lo típico es utilizar plantas de hoja caduca. Las plantas de hoja perenne se usan más en grupos decorativos.

Peonía.
Algunas plantas nobles, de gran categoría individual se usan para sombra. Así los robles y encinas, hayas, tilos, olmos, etc. Son plantas generalmente de lento crecimiento y gran belleza.

En Los Peñotes puedes conseguir grandes ejemplares en tres tipos de presentación:

a) A raíz desnuda. Se suministran únicamente en la época adecuada: invierno. Son más baratos y hay que plantarlos con unas ciertas precauciones para no dañar las raíces, pero sin grandes complicaciones.

b) En grandes contenedores. Se suministran en cualquier época. Son difíciles de transportar, con mucho peso y más caros. Con estas se permite la plantación en el momento deseado, aunque dado el tamaño del ejemplar pueden requerirse algunas técnicas especiales que no están al alcance de cualquier aficionado. Se suelen utilizar cuando se pretende un ajardinamiento con aspecto ya muy crecido y que parezca estar plantado desde hace años.

c) Escayolados. Constituye el sistema más adecuado para el transporte y plantación de ejemplares excepcionales. Debido a la edad de la planta, transportes y preparación, son ejemplares que suelen tener un precio más alto. Claro está que si consideramos el espacio ocupado por el árbol y el desarrollo conseguido, puede considerarse como relativamente menos caro que una plantación de bastantes ejemplares menores.

Una vez un paisajista nos dijo con cierta ironía, que los jardines eran cuestión de dinero o de paciencia...¡y tenía razón! pero en cualquier caso, el proceso de ver crecer tu jardín es siempre gratificante y motivo de conversación cada vez que recibes a alguien en casa ¿o no?

Detalle de las hojas del Roble.
La elección de especies y variedades, del numero, tamaño y porte del árbol de sombra, es muy importante, y debe realizarse teniendo en cuenta el tamaño del jardín y las características ecológicas y estéticas del proyecto del mismo. No hay que dejarse llevar por la emoción de lo que nos gusta un árbol determinado, si no que es aconsejable recurrir siempre al consejo y asesoramiento de profesionales si no se tienen conocimientos suficientes y así evitamos sorpresas desagradables como que las raíces nos están levantando el solado del porche... o que se nos quema el césped porque hemos decidido plantar pinos. Hay que poner árboles... pero "sin mala sombra".


Comentarios