domingo, 24 de marzo de 2013

Cactus y Suculentas, supervivientes natas.

Si te gustan las plantas pero te preocupa no tener demasiado tiempo para ellas, este tipo de plantas son sin duda la solución a ese dilema. Al grupo de plantas de las suculentas se les conoce también como “la reina sin corona”, pero su nombre tiene su origen en la palabra griega “succus”,  que significa agua y que hace relación a su capacidad de retener agua, que es la clave para que hayan sobrevivido en los ambientes áridos de donde provienen.

Todas las plantas de estos dos tipos presentan muchas formas y tonos diferentes, ofreciéndote muchas posibilidades a la hora de elegirlas... o por qué no, el hacerlas objeto de colección, pero tienen en común sus hojas carnosas capaces de retener gran cantidad de agua. Aunque estas plantas tan discretas son unas auténticas supervivientes y en sus raíces y tallos también son capaces de mantener esa hidratación y esto facilita que las podamos disfrutar tanto dentro de casa como fuera.
Pero aunque con todo esto ya habréis adivinado que son plantas muy fáciles de mantener y que son muy resistentes, no os equivocáis, pero esto no quiere decir que os olvidéis de ellas...que no dejan de ser seres vivos por muy duras que sean.

Una decisión fundamental para que una planta suculenta esté en buen estado, es colocarla en un sitio con mucha luz, si bien, algunas variedades han de protegerse un poco de la luz solar demasiado intensa, aunque la mayoría soportan muy bien cualquier temperatura. También será importante el no regarla en abundancia, durante los meses fríos será suficiente regarlas una vez al mes y en los meses de calor es cuando podremos aumentar los riegos, pero bastará mantener la tierra húmeda, procurando evitar que esté excesivamente mojada... podéis esperar a notarla bien seca antes de volver a regar.

Y por el lado estético, como podéis ver en las fotos son plantas que se adaptan a cualquier tipo de decoración, agrupándolas funcionan perfectamente y dependiendo del tipo de recipiente nos darán un aspecto moderno o clásico.

Estos cactus se han montado en un recipiente de cristal tapando el sustrato con arena de sílice y complementándolo con cantos rodados de pequeño calibre de marmolina blanca.




Si las plantas en recipientes sin salida de agua,has de aplicar menos cantidad de agua en sus riego ya que al no salir el excedente se podrían encharcar las raíces. 

Y si queréis conocer alguna planta más que sea especialmente resistente, podéis echar un vistazo a estas sugerencias en nuestra web:


http://lospenotes.com/ficha.php?id=287&consejo=1




Fotos cortesía de la oficia holandesa de la flor.















martes, 19 de marzo de 2013

Trucos para un huerto ecológico.


En el curso que tuvo lugar en Los Peñotes patrocinado por Massó Garden aprendimos un montón de cosas y sugerencias para cuidar un huerto de manera ecológica... esto no significa que no vayamos a utilizar productos ya preparados específicamente para el cuidado de la huerta, pero sí que nos van a servir para tener menos frustraciones con nuestros cultivos.



Como siempre, el consejo principal partió de conocer el tipo de tierra o sustrato de nuestro huerto (es la misma premisa que cuando vamos a planificar la ejecución de un jardín).  Pues bien, hay que ver primero la calidad de ese suelo, no solo si tiene nutrientes, si no también si es poroso, o por el contrario arcilloso y si retiene el agua mucho o poco. En caso de tener que mejorar la calidad del suelo, la primera duda es ¿hasta donde? ¿cuanta capa de sustrato bueno he de aplicar? Así que vamos con el primer truco:

Comprobación de la calidad del terreno: Hemos de hacer un hoyo de unos 50 ó 60cm de profundidad (si nosotros también nos agarramos los riñones al pensarlo... pero pensad que es sólo una vez en la vida). Una vez hecho el hoyo, o encargarle a alguien que lo haga -es una opción- cogemos un cuchillo de filo liso y lo vamos clavando en diferentes alturas del hoyo, de manera que vamos comprobando en qué capa de tierra es más fácil clavar el cuchillo y donde más difícil. El punto de profundidad donde sea difícil, será la marca de profundidad de suelo a mejorar ya que significa que el agua del riego a partir de esa marca no llegará bien o que las raíces de la planta sufrirá a partir de esa zona. Así que hasta esa profundidad habrá que mejorar el suelo y mezclar el que tenemos con un sustrato adecuado y aplicarle un fertilizante apropiado previamente a la plantación y de origen orgánico y mucho cuidado con los estiércoles fuertes (de vaca) porque habrá que esperar unos días antes de plantar pues podemos quemar lo que pongamos. Pero siempre hay que mezclarlo con la tierra que haya.

Dónde situar el huerto. Si queremos una producción abundante hemos de procurarle una exposición soleada, así que lo de la estampita bucólica de tener un árbol dentro donde disfrutar de nuestros tomates a la sombra, nada de nada, el arbolito tendrá que estar fuera del huerto.  Y si no hay manera de contar con mucho sol, pues hay que adaptarse y sembrar hortalizas que no necesiten tanto su luz: lechugas, acelgas... en general, las que no echen floración previa (nuestros queridos tomates necesitan mucho sol).
Y solo en el caso de que sea un huerto montado en una jardinera o mesa de cultivo, deberemos buscarle alguna protección del sol en pleno verano ya que la temperatura de la tierra en este caso es mayor. Y en cuanto a la tierra a utilizar en jardineras, será suficiente con emplear un sustrato universal que ya viene con los nutrientes suficientes y la aireación y porosidad necesarias.
Y de nuevo truco: la plantación ha de hacerse con una orientación de norte a sur, nunca de este a oeste, ya que de esta manera, las plantas recibirán mayor insolación y darán más fruto. Así que a pensar la dirección de los surcos que tenéis antes de plantar nada...

¿Cuanto regar? Pues en verano casi a diario y aquí entra en uso de nuevo ¡el hoyo de antes! Ese hoyo también nos va a servir para ver la penetración del agua en nuestro suelo, echaremos agua en el borde del mismo para ver de qué manera empapa y filtra el agua y lo que tarda en llegar a ese tope donde la tierra impide entrar el cuchillo, ya que ese tope será también el que tengan las raíces y tenemos que procurar que el agua llegue hasta ellas, así que cronometrando el tiempo que tarda en llegar el agua ahí, serán los minutos de riego que necesitemos más o menos. Aunque la mejor medida será por otro lado la observación de nuestras plantas.
¡Y otro truco fundamental! los goteros de riego salvo en los primeros 15 días de estimulación cuando hemos plantado un plantón con pocos brotes, nunca, nunca... ha de estar pegado al tallo de la planta, hay que apartarlo de la misma. ¿Cuanto? pues pensando en que el volumen que tenga la planta por fuera, será el que tenga por debajo y es a las raíces donde debe llegar el agua (no al tallo donde no hay raíces) así que imagina  la sombra proyectada de su volumen como si fuera la copa de un árbol y pon el gotero en esa distancia.

La sanidad de nuestro huerto. ¡Truco de nuevo! Para controlar los insectos que pueden dañar a nuestro huerto de una manera eficiente y ecológica es recomendable realizar plantaciones lo más diversas posibles y combinarlo con plantas de flor que atraen insectos que devoran a los que dañan la huerta, por ejemplo: alissum, flor del guisante, mostaza, lavandas, tagetes... Estas plantas ayudarán a controlar el pulgón, la araña roja, la mosca blanca... Y en caso de necesitar luchar contra los más difíciles hay que procurar utilizar los tratamientos que no sean agresivos con el resto de la fauna beneficiosa que debemos conservar (Massó cuenta con una línea ecológica pensada para esto que es más selectiva).

Así que resumiendo, para tener un buen huerto hay que seguir estos puntos:
Buena aireación del cultivo.
Buena fertilización,
Buena orientación.
Evitar los riegos abundantes en el cuello de la planta.
No matar a todos los insectos, ya que los hay que son beneficiosos.

¡Os deseamos una buena cosecha! y recordad que podéis encontrar vuestras hortalizas tanto en forma de plantón como en semilla en Los Peñotes.


jueves, 14 de marzo de 2013

¡Asómate al balcón!


Antes de que llegue el calor, pon tus balcones a punto de primavera. Contar con una terraza o balcón es todo un privilegio que podemos aprovechar y disfrutar con poco esfuerzo y por menos dinero de lo que imaginas.

No importa que el espacio no sea muy grande, con pocos elementos bien escogidos es suficiente: en este caso se ha optado por unificar el color de los elementos decorativos: muebles y maceteros en el mismo color que la reja del balcón con el objetivo de no ocupar más espacio visual y a la vez que destaquen las flores, las cuales o tapan la vista. De esta manera se consigue mayor amplitud en un espacio pequeño.

Siempre os decimos que para nosotros, cualquier espacio al exterior que tenga una casa, se convierte en la habitación más grande de la casa...tu terraza o balcón bien preparado te ofrecerá largas horas de relax y disfrute al aire libre.

Permítenos comunicarte nuestros consejos y también los que han preparado desde la asociación española de centros de jardinería (aecj):

Puedes basarte en una gama de colores y potenciarlos
tanto por el color de las flores que plantes y combinar
esos tonos con los complementos de decoración: macetas,
muebles, farolillos... en el ejemplo de la imagen, la gama 
está en estos tres: rosas, verde y maderas.

¿Qué estilo te gustaría?
Ya vayas a renovar simplemente las plantas de tu terraza o balcón o renovar simplemente alguna de las macetas, pero sobretodo si has decidido cambiarlo todo y darle un aire diferente, antes de pasarte por Los Peñotes, piensa un poco qué estilo o aire quieres darle, qué echas de menos en ese espacio, qué detallín siempre que llega el buen tiempo y te-pilla-el-toro-una-vez-más has echado en falta...
A menudo, las terrazas y balcones acaban siendo un trastero donde va a parar la bicicleta, la bombona de gas, el armarito de no se sabe qué... ¡un desperdicio de espacio en toda regla vamos! y eso sí que es caro...
Crear un rincón donde te sientas bien a gusto ha de tener en cuenta muchos elementos: el color y la textura del suelo, el tipo de paredes que tienes, el estilo de las barandillas, los muebles de exterior...
Pero hay que comenzar decidiéndote por un estilo, si quieres, acércate a hablar con nuestro equipo de estilistas y te asesoraremos encantados. 
La clave va a estar en elegir bien esos elementos que vamos a utilizar o necesitar. Mezclar bien los materiales y los colores tanto de objetos como de las plantas para conseguir un estilo bien definido: clásico, moderno, atrevido, joven, desenfadado, bohemio, colonial...para todo hay solución.

Si tu terraza es estrecha, no coloques jardineras a lo largo,
achicarán aún más el  espacio: agrupalas en una esquina.
¿Cómo empezar?
Averiguar la resistencia del forjado. ¿Sabes cuánto peso serían capaces de soportar tu terraza o tus balcones? La resistencia del forjado condiciona el tamaño de los tiestos, que está directamente relacionado con su capacidad para albergar sustrato húmedo.
Del tamaño de los contenedores dependerá el tipo y envergadura de las plantas que puedes utilizar. Si vas a colgar jardineras de las barandillas comprueba su solidez y ten en cuenta la normativa municipal de tu zona.
Para aligerar el peso puedes recurrir a los tiestos de plástico, que son muy ligeros y se comercializan hoy en gran cantidad de formas y tamaños, incluida la imitación del barro o el cemento. También encontrarás sustratos elaborados a base de turba, mucho más ligeros que la tierra vegetal, y arlita (bolitas de arcilla expandida) para la capa de drenaje.
Trazar un pequeño boceto que incluya las medidas del espacio y la distribución de tiestos y jardineras. Eso te permitirá calcular la cantidad de elementos y su tamaño. A la hora de repartir el peso piensa que normalmente los bordes y las zonas que están pegadas a la casa son los puntos más fuertes del forjado, en tanto que en el centro es menos aconsejable cargar grandes pesos. Y aprovecha las posibilidades que te ofrecen las plantas para ocultar vistas no deseadas o hacer de pantallas cortavientos o contra miradas indiscretas.

Si tienes buenas vistas, coloca muebles que te permitan
disfrutarlas y cuelga las plantas en recipientes especiales
para ello, así tendrás las dos ventajas:plantas y vista a tu
alcance.

Cuatro preguntas clave antes de seleccionar las especies.
Antes de pasarte por Los Peñotes a elegir las plantas debes pensar en los factores que influirán en su cultivo, el contexto donde vivirán y, por último, el efecto que quieres conseguir.
• ¿Sol, semisombra, sombra?
Observar la trayectoria del sol y la forma en que incide en los distintos puntos de la terraza a lo largo del día y, si es posible, del año. Esta información es básica para una correcta elección de las plantas, en caso contrario te resultará frustrante ver que no se adaptan, se estropean y debes reponerlas. Ten presente, por ejemplo, que una exposición al oeste soporta un nivel de insolación muy alto y fuerte durante el verano, y una orientación al norte es muy umbría en invierno. Ten en cuenta también la incidencia del viento que es un factor muy importante si la terraza tiene determinada altura.
• ¿Qué especies funcionan mejor? Las especies autóctonas o aclimatadas tienen mejores posibilidades de adaptarse a las condiciones que puedes ofrecerles, sobre todo el régimen de temperaturas y humedad ambiental. El mantenimiento será también más sencillo. En Los Peñotes te asesoraremos y encontrarás un sinfín de especies aptas para el clima de nuestra zona.
• ¿Cómo agruparlas? Si quieres tiestos combinados planta juntas especies con similares exigencias de luz, suelo y riego. Xerófitas con xerófitas, acidófilas con acidófilas, plantas que necesitan suelos de pH alto con otras de similares preferencias... Ten en cuenta también que hay algunas que de ninguna manera toleran la compañía de otras especies, generalmente las de rizoma poderoso.
• ¿Tienes tiempo para cuidarlas? Si no dispones de mucho tiempo busca especies de fácil mantenimiento.

 Y si quieres potenciar el efecto de ajardinamiento, siempre puedes poner en el suelo césped artificial... y que esto  no te rechine, no es incompatible con las plantas naturales y te ofrecerá una pisada blanda y agradable ¡casi como si tuvieras un jardín!

¿Quieres ver información acerca de cómo elegir las macetas más apropiadas? Echa un vistazo en nuestra web: http://www.lospenotes.com/ficha.php?id=297&consejo=1


Cariño... ¡ya no hay que cortar el césped!

Esta tarea, salvo que se cuente con un jardinero o seamos unos entusiastas jardineros (lo cual es una facultad buenísima) es de las más pesadas de realizar en un jardín. Pero para aquellos a los que os suponga un dolor de cabeza, afortunadamente, los tiempos avanzan que es una barbaridad y hay soluciones tecnológicas para tener un jardín con césped y que no dé demasiado trabajo... y efectivamente, se trata del césped artificial y en Los Peñotes puedes encontrarlo en una amplia gama de calidades y con un aspecto tan natural que ni los animales notarán la diferencia.


Pero elegir un césped artificial no es solo para estos casos de cierta perecilla, si no que es una opción estupenda para poder ajardinar zonas en las que no es posible otra solución. Este podría ser el caso de áticos, de parques infantiles en Guarderías donde se prima la higiene, en rampas donde el riego es complicado, en jardines de segundas viviendas donde no podemos controlar el riego o donde los inviernos son tan duros que siempre tenemos el césped natural en malas condiciones, clubs de golf, de tenis... o simplemente porque queremos ahorrar en agua y porque ciertamente hay zonas de España donde por mucho que nos empeñemos ¡no es aconsejable tener un césped propio de los jardines de  Downton Abbey!

Con esto no queremos deciros que una opción es mejor que la otra... ¡nada más lejos! Pero sí, que es una solución muy efectiva y que incluso puede convivir perfectamente con plantas naturales en un jardín. Y en nuestra tienda de Muebles y Decoración podréis ver la convivencia del cesped artificial con plantas naturales en un jardín real con piscina incluida.
Por otro lado, hay que tener claro que la colocación del césped artificial de calidad, ha de hacerse por un experto para asegurarnos de que el terreno está perfectamente compactado y preparado, en caso contrario nos podemos encontrar con multitud de dunas y tropezones al cabo del tiempo, ya que el césped artificial copia lo que tiene debajo.

No debe preocuparnos su mantenimiento ya que sólo requerirá un rastrillado con cepillo de forma de abanico para levantar de vez en cuando la fibra y en caso de lluvia están perfectamente preparados para drenar el exceso de agua. Y dependiendo del uso que le vayamos a dar, se puede elegir entre diferentes calidades y precios. Al igual que con el natural, No necesitas el mismo tipo de césped

Imágenes de instalaciones realizadas por Albergrass.
Pero a la hora de decidirse por un césped artificial hay que tener en cuenta que ha de hacerse con las mayores garantías, si no queremos arrepentirnos de esta decisión. Las diferencias de precios entre unos y otros, obviamente no son por capricho, si no por su coste de fabricación y la calidad de sus fibras. Pero es que además hemos de tener en cuenta su origen ya que puede influir en la calidad del producto y hasta en la salubridad del mismo. Debemos observar siempre los certificados de calidad del producto, ya que en ciertos países los controles de calidad y seguridad para la salud, están muy lejos de los cánones europeos. Debemos tener claro que sean productos homologados en relación a su respeto al medio ambiente, reciclaje  o la higiene y salud del consumidor. Hay que pensar que son muchos metros los que vamos a tener cerca de ese producto.

Y cuando lo tengamos instalado, Los Peñotes os ofrece una sorpresa final gracias a la inventiva de nuestro proveedor e instalador recomendado, Albergrass, fabricante nacional y gran promotor de esta tecnología, comercializa ¡un perfume de exterior con olor a césped recién cortado! Solo hay que diluirlo con agua y rociar el césped con un spray y tendréis más de 5 horas de aroma asegurado. ¿Os imagináis en una fiesta por la noche? ¡Más de uno pensará que es natural! Porque el color y la pisada blanda que ofrece confunden a cualquiera... y si encima huele a hierba segada ¡apaga y vámonos!



viernes, 8 de marzo de 2013

Trepadoras... perfectas para espacios pequeños.

Imagen de Rob W.
Las plantas trepadoras son una de las mejores opciones para poder ajardinar terrazas y espacios  no demasiado amplios donde no quepan arbustos o plantas demasiado voluminosas... porque nunca nos cansaremos de insistir en que cuando elegimos plantas hemos de tener en cuenta que son seres vivos ¡y  tienden a crecer! es decir, que hay que pensar en el tamaño que tendrán cuando sean adultas y así evitar sorpresas y problemas de espacio.

Trachelospernum jasminoide, de hoja caduca y soportando hasta -14ºC
Y desde luego son un recurso estupendo para dar cobijo y techumbre en pérgolas y cenadores. Además de decorar, aportan una sombra fresca y refrescante por la presencia de cierta humedad al tener la presencia de sus hojas.

A la hora de decidirnos por una especie u otra, es recomendable tener en cuenta ciertos detalles:

Si queremos que cubra en breve tiempo la estructura donde se vaya a desarrollar, es mejor decidirse por una especie de hoja caduca ya que éstas tienen un crecimiento más rápido. Y os ofrecerá además la belleza de la coloración diferente que tendrán a lo largo del año.

Si la plantación va a ser en maceta, es mejor que nos preguntes acerca de la mejor opción ya que dependiendo del tamaño de la maceta que dispongas, habrá que adaptarse a un tipo de planta que os garantice el crecimiento adecuado. Una Glicinia, por ejemplo, no sería una buena opción para plantar en maceta, ésta ha de estar plantada en suelo.

La conocida como Parra Virgen da un color espectacular en otoño.
¿Os gustan las flores? decidiros entonces por ejemplares que den floración, pero en este caso, pensad en la zona climática en la que estamos ya que no todas se dan bien en cualquier sitio y es una buena idea saber la época de la floración ya que de esta manera podéis incluso combinar dos tipos de trepadoras o tres, de manera que escalonéis las floraciones sucesivas y tengáis más tiempo flores. Esto se puede hacer por ejemplo con las Clemátides, que tienen variedades que florecen en primavera y otras en verano.

Pero hay otras muchas variedades que tiene flores espectaculares. Os recomendamos venir a Los Peñotes a verlas en flor si no las conocéis bien, para acertar con el color y el tipo de flor que más os guste y para comprobar los aromas que desprenden.
Si os decidís por trepadoras con floración tenéis que ser conscientes de que a las flores acudirán las abejitas en primavera... ¡y más vale que lo hagan! Si esto no os hace mucha gracia, no pongáis ese tipo de trepadora cerca de vuestra zona de estar, ni en una pérgola. Hacedlo en un arco o en una pared o valla que esté a la vista para poder disfrutar de esas flores.

Por otro lado hay que tener en cuenta que hay algunas trepadoras que necesitan un soporte de cierta envergadura ya que tienen un desarrollo muy leñoso y adquieren cierto peso con el tiempo, como es el caso de las Glicinias y la Madreselva. 

Y si os encanta la hiedra,apuntaros que la de hoja pequeña (Hedera Helix) tiene un crecimiento más lento que la de hoja más grande.

Si queréis ver algo más de las trepadoras, como siempre, os recomendamos echar un vistazo a este enlace a nuestra web: http://www.lospenotes.com/contenido.php?id=165&ref=159&id0=150

¡Y muchas gracias por compartir en Facebook o Google+!

jueves, 7 de marzo de 2013

Arreglo floral diferente... y económico.

Da igual la época del año en la que nos encontremos para poder hacer un arreglo floral divertido y diferente y además por poco dinero. Y tampoco os va a hacer falta ser demasiado maños@s. Pero pongámonos manos a la obra...

¿Qué vais a necesitar?
Un Jarrón de cristal de paredes lisas como el que véis en las imágenes, es decir, sin dibujos ni tallas y que no sea reciclado ya que necesitas que sea bien transparente. Puede ser de forma de copa como el que véis, pero también os quedará bien en uno cilíndrico, de base cuadrada o redondo, tipo pecera. Lo que debe tener es cierta profundidad.

Una gravilla decorativa de color y un cordón alambrado . El color de estos dos elementos  han de ir en consonancia con el tono que queráis que tenga la composición ya que son el recurso que va a potenciar y remarcar la fuerza visual del arreglo. La gravilla puede ser de resina, de cristales... en Los Peñotes tenéis varias opciones.

Botones transparentes, anillas de cortina transparentes, cuentas de bisutería... Servirán de tope o sujeción a las flores. En la imagen se han utilizado unas en forma de flor, pero pueden ser de otra forma.

Un ramo de flores variadas pero de la misma gama de color. Con un ramo de los tipo bouquet que tenemos en Los Peñotes os daría para varios arreglos si tenéis más de un jarrón y queréis hacer un lineal o por ejemplo para una mesa larga, o para una mesa de bufet si váis a recibir gente en casa. Aunque también podéis adquirir en nuestras floristerías las que os gusten (.http://lospenotes.com/contenido.php?id=261&ref=260)

Unas tijeras o alicates para cortar el alambre.

Pasos a seguir.
Llenamos el recipiente de agua hasta la mitad más o menos, dependerá de a qué altura queráis que quede la flor, pero debe quedar dentro, no en el borde ya que se perdería el efecto de "vitrina" que le va a dar el cristal.
Echamos la gravilla decorativa y dejamos reposar el agua mientras preparamos las flores.
Cortamos los tallos de las flores en diagonal y con un cuter o tijera de podar. Les dejamos el largo justo para que cuando les alambremos los tallos, hagan el efecto de apoyarse en el fondo.
Alambramos la cuenta de bisutería que hayamos elegido y dejamos suficiente alambre para enrollarlo en el tallo. También podéis atravesar algunas cuentas en el alambre y terminarlo haciendo una espiral o caracolillo en el extremo antes de meter las cuentas.
Después se alambran los tallos y... ¡ya está! listas las flores para ponerlas en el agua. Si además colocáis el jarrón sobre una base (bandeja, baldosa, plato...) en el mismo tono de las flores, el efecto cromático se multiplicará.
Imágenes de la Oficina holandesa de Flor
¿A que es facilísimo? Y la opción de colores es enorme, afortunadamente ¡la naturaleza cuenta con un Pantoné amplísimo!
Flores de este ejemplo: rosas, crisantemos, dalias, celosías.