martes, 6 de septiembre de 2016

Arbustos de otoño.

Para conseguir que un jardín aporte estacionalidad hay que utilizar plantas que vayan cambiando a lo largo del año, por eso, es interesante mezclar plantas caducas con las de hoja perenne y por otro lado buscar plantas que cambien su aspecto en cada estación. En esta ocasión vamos a centrarnos en los arbustos que en otoño nos van a aportar alguna sorpresa en el jardín o terraza y en este caso no va a ser el que el colorido de sus hojas antes de caer sean un espectáculo, eso lo dejamos para otro post, esta vez vamos a centrarnos en otros de los sentidos que estimulan las plantas, vamos a proponeros arbustos que se llenan de frutos decorativos aportando colores nuevos y de los que llenan de aromas el espacio invitando a pasear cerca.

Eleagnus X Evengeii - Foto de Stan Shebs - Licencia 
Eleagnus Evengeii.

Es un arbusto bastante resistente que tolera cualquier suelo, de hoja perenne puede alcanzar una altura de unos 3m y tiene un crecimiento medio. Da una floración en septiembre que es la que aporta el intenso aroma a melocotón y después aporta un pequeño fruto ornamental. El color de sus hojas es de un verde suave con un acabado algo áspero.

Ericas o Brezos.

Se trata de pequeños arbustos que adquieren forma de matorral, de hoja perenne alcanzan medio metro de altura y soportan perfectamente los fríos. Se llenan de pequeñas flores que van del rosa o magenta al blanco. Son perfectos para crear tapices de color y para zonas de rocalla. No les gustan los suelos demasiado calcáreos y suelen utilizarse para crear centros de flor seca, pues si los metemos en el interior de las casas en maceta y no los regamos, la flor permanece aunque baje la intensidad de su color, puedes aplicarles entonces un poco de laca para que no se le caigan y aguanten más.






















Cotoneaster.

Los hay de diferentes tipos, la altura máxima oscila entre 1m a 2m aproximadamente. Se llenan de flores en primavera y en otoño se cuajan de pequeños frutos ornamentales en forma de racimo que pueden ser de tonalidad que va del naranja al rojo. Son también muy resistentes y se dan bien en cualquier tipo de suelos y aguantan bien el frío y la sequía.

Nandina Doméstica - Autor: Wouter Hagens - Licencia 
Nandina Doméstica.

Arbusto de hoja perenne que puede alcanzar los 2m de altura, sus hojas ya son muy decorativas pues tienen diferentes tonos que van del verde al rojo, tienen unos frutos de rojo intenso y brillante en los meses de frío . Su aspecto ligero y algo tropical le ha conferido el nombre vulgar de Bambú sagrado de la India.

Pernettya Mucronata.

Pertenece a la familia de las ericáceas, son arbustos bajos perfectos para formar setos de poca altura.Te sorprenderá con flores blancas en forma de campana que luego dan lugar a llamativos frutos de color blanco o magenta. Tmabién pueden vivir en macetas en terrazas con orientación norte. En el jardín buscale una orientación en semisombra o sombra y ponle un suelo que drene bien. Son plantas resistentes a plagas pero si la tierra es demasiado calcárea tendrás problemas con ella.

Por regla general si quieres utilizar arbustos en jardineras o macetas en terraza, recuerda que en este tipo de cultivo has de optar por arbustos que en su edad adulta no superen los 2m de altura. Esto es lo aconsejable para que estén en las condiciones óptimas, pero no quiere decir que no puedas tener plantas de mayor altura en contenedores. Y las que tengas en macetas deberán estar siempre más "alimentadas" con abonos y fertilizantes que las que están plantadas en el suelo.





lunes, 5 de septiembre de 2016

Plantas de coleccionismo: los Cactus.



Los cactus son de esas plantas que podrías dejar ¡hasta en herencia! Su durabilidad es a prueba de aquellos que no tienen buena mano con las plantas, con pocos cuidados podrás disfrutarlos durante años, incluso generaciones. Y su variedad es tan amplia que será inevitable que acabes coleccionándolos.

Si bien tuvieron un auge en los años 80 con la fama de que absorbían las radiaciones de los ordenadores y no había oficina que no tuviese un cactus, es cierto que nunca han pasado de moda y son plantas recurrentes por su facilidad de mantener y su estética geométrica que permite hacer composiciones muy diferentes. Desde luego, nada que ver con su capacidad antiradiaciones que no está científicamente demostrada y que no será para nosotros un argumento para aconsejaros este tipo de plantas...porque además no les hace falta, son fascinantes por sí mismas.


Historia y producción de los cactus.

Las plantas que llamamos cactus (nombre oficial: Cactaceae) sólo se producen en América del Norte y del Sur, con una fuerte concentración en México. Las plantas crecen bien en las regiones secas del desierto, donde se han adaptado muy bien a las condiciones extremadamente secas y aún así logran reproducirse y sobrevivir.

El nombre 'cactus' viene de la palabra griega 'kaktos', que significa 'planta espinosa'. Así que esto os dará una pista para distinguirlos de otras muy parecidas, las Suculentas. Todos los cactus son plantas suculentas, pero no a la inversa. Al igual que muchas otras plantas suculentas, los cactus suculentas tienen simlares propiedades: la capacidad de almacenar la humedad en su grueso tronco carnoso y tallos. Estos depósitos les ayudan a conseguir sobrevivir en los períodos secos y por otro lado, la superficie de la cactus tiene una capa de cera con el fin de minimizar la evaporación, son unos auténticos especialistas de la supervivencia.

Qué tener en cuenta al comprar un cactus.

La gama de cactus es enorme, que se extiende desde diminutas formas elegantes a enormes pilares irregulares y de cabellos grises suaves a grandes espinas afiladas. Muchos cactus se venden en bandejas mixtas, en particular los tamaños más pequeños. Las especies más vendidas son Echinocactus, Ferocactus, Gymnocalycium, Opuntia y Mamillaria. 

Las especies de Euphorbia suculentas se parecen mucho a los cactus y, a menudo se colocan en el mismo grupo de productos. Es fácil detectar la diferencia. En Euphorbia las espigas y espinas crecen directamente del cuerpo verde de la planta, mientras que en los cactus que crecen fuera de la areola - las partes más gruesas / planteadas en el cuerpo verde.



Los cactus pueden clasificarse por especie, lugar de origen o forma. Los siguientes grupos se aplican en el caso de formas:

Pilar cactus: formas verticales, empiezan poco a poco hasta formar un pilar cunado son ya más maduros (Pachycereus)
Cactus roca: forma semejante a una roca (Cereus)
Cactus disco: producir frutos comestibles, cuidado con los pelos (Opuntia)
Cactus rastrero: tallo horizontal pequeña (Selenicereus)
Globo cactus: atractiva forma de globo (Echinocatus, Mamillaria)
Cactus colgante (Aporocactus)
Grupo epiphyllum: cactus que crecen como epifitas (Epiphyllum)
Cactus injertado: 2 especies injertadas juntos (Gymnocalicium)


Consejos para el cuidado.

Los cactus son fáciles de cuidar. Con el fin de obtener la planta florezca con éxito todos los años, lo mejor es darle más agua en el verano y menos en invierno. Esto depende en parte de la especie y el tamaño de la planta.
El exceso de agua nunca es bueno; lo mejor es permitir que el suelo se seque antes de volver a regar.
Un cactus necesita un lugar cálido y soleado en el verano; incluso puedes colocarlo al aire libre en un patio o balcón. El período de descanso en el invierno ayuda a los cactus en flor en la primavera.

Si la planta tiene que ser replantada, utiliza  un terreno bastante pobre, mejor suelos de cactus especial y manipúlalo enrrollándolo en papel de periódico, te evitarás pinchazos.


lunes, 22 de agosto de 2016

Árboles de sombra: La Magnolia grandiflora.


Para conseguir una buena sombra no vale cualquier árbol aunque lo parezca, hay árboles que por la forma de su copa o de sus hojas no proporcionan sombras tan frescas o agradables como otros, pero hoy vamos a centrarnos en uno de los que sí son perfectos para disfrutar de una buena sombra y por si fuera poco, del aroma de sus flores blancas y vistosas e el verano.

El Magnolio (Magnolia grandiflora) es uno de los árboles procedentes del sureste americano que más fácilmente se adaptó y que no es exigente con los suelos, su cultivo es muy fácil aunque en climas donde hay inviernos duros no adquiera su máximo esplendor y es en climas templados donde podemos verle alcanzar los 25 ó 30 metros.


Es un árbol con un porte importate por lo que es preferible plantarlo alejado de los edificios y en zona aislada para que luzca, ya sea a pleno sol o en semisombra e incluso en contenedores de gran tamaño podremos colocarlo ya que su crecimiento es moderado.

Este árbol desarrolla ramaje desde la base del tronco pero se puede podar para dejarle solo con forma de tronco y copa y que luzca su tronco gris, aunque también puede dejarse crecer con su forma natural ovalada. Sus ramas también pueden utilizarse como flor cortada en jarrones. Sus grandes hojas perennes de verde brillante de un lado y marrón y de textura aterciopelada por el envés son un atractivo más y si van con sus flores de unos 20 cm ya el éxito está asegurado.


En cuanto al terreno, aunque ya hemos dicho que no es demasiado exigente, como casi todas las plantas, si se trata de un suelo arcillosos sufrirá más que si es un suelo suelto y profundo. Los riegos han de ser moderados y no es suceptible de sufrir plagas reseñables, procurad protegerlo en las noches de fríos importantes ya que las heladas serán su mayor enemigo.

viernes, 22 de julio de 2016

La cultura del agua a tu alcance.

La presencia del agua en la cultura mediterránea es una constante como podemos ver en cualquier jardín histórico que examinemos, ya sea con presencia de canales o de fuentes, el agua siempre está incluída. A diferencia de la cultura oriental donde el agua se muestra de manera estática, en lagos o en láminas de agua sin movimiento, en los diseños mediterráneos el agua sí está en movimiento y las fuentes han ocupado siempre un lugar destacado. Los árabes la incluía en sus diseños de esta manera porque la relacionaban con la sensación de vida, era el símbolo de la vida en un hábitat seco y árido.

No hay duda de que tener agua cerca siempre aporta además sensación de frescor y otras ventajas con la presencia de pájaros y con ello un insecticida de lo más natural, y no hay que olvidar su agradable sonido que invita a la relajación a su lado.

Tampoco hace falta contar con un gran espacio ni meterse en obras de gran envergadura para poder disfrutar de una fuente, hoy en día, las nuevas tecnologías nos ofrecen modelos de fuentes que están diseñadas para funcionar en un circuito cerrado, de manera que solo es necesario contar con una toma de electricidad donde enchufar la bomba de agua para que ésta circule. Son además fácilmente transportables pues son de materiales ligeros aunque parezcan de piedra o cemento o pizarra. Sólo hay que decidir el lugar donde la queremos , llenar el depósito de agua y enchufarla.

En los días de más calor hay que vigilar que el agua no se evapore demasiado deprisa, o que el viento eche agua fuera del depósito de manera que la bomba siempre esté sumergida para evitar que le entre aire.

A la hora de decidirte por el modelo has de tener en cuenta el tipo de caída de agua que tiene ya que dependiendo de tu espacio y donde la quieras colocar el sonido que produzca lejos de ser relajante puede ser demasiado fuerte. Por regla general las que sueltan el agua en forma de chorro suelen ser para espacios grandes y nuestro consejo es que ese chorro siempre rompa sobre algo para amortiguar el sonido y que sea realmente relajante.

lunes, 11 de julio de 2016

Disfruta de tu perro en verano.


El verano debe de convertirse en la estación ideal para poder disfrutar de nuestro perro: de corregir sus manías y mejorar su carácter. ¿Si no lo hacemos ahora, que disponemos de más tiempo, cuando lo vamos a hacer? No solo porque sea una época en la que tengamos unos días de vacaciones, si no porque al ser los días más largos y contar con unas condiciones climatológicas benignas, será más fácil ponerse a ello.

No hace falta tener casa con jardín para tener perro, aunque sí es conveniente que pienses bien qué raza vas a elegir pues dependiendo de la que sea, sus necesidades de ejercicio diario variarán, pero en cualquier caso, tu perro será el mejor entrenador personal que tengas, no te permitirá excusas para evitar salir a la calle, será obligatorio sacarle a diario y con ello, tú mismo harás algo más de ejercicio.

En los paseos hay que llevar siempre bolsas especiales para recoger sus excrementos y un recipiente para poder darle agua, los hay de silicona plegables que te facilitarán coger agua de las fuentes. Evita las horas de calor y de mayor insolación. También es muy importante que uses un collar y correa adecuados. Si tu perro es de una raza impetuosa, de los que tiran en los paseos, llévale con un arnés, de esa manera no se ahogará ni hará daño en el cuello. Si es un perro de los de raza considerada peligrosa, ya sabes que además del seguro de responsabilidad civil has de llevarle con un bozal y si es de los que se suelen meter en líos pero siempre sale mal parado, quizás debas ponerle un collar de esos de protección por si le muerden otros perros no le hagan heridas en el cuello que tengas que lamentar, mejor prevenir.

Cada vez es más común ver carteles como éste.
Aunque a los amigos de los perros nos gustaría que las ordenanzas municipales fueran más permisivas con ellos, lo que sí es cierto es que la mayoría permiten su presencia en establecimientos públicos salvo que sean lugares en los que se manipulen alimentos como cocinas o supermercados, y siempre que la propiedad del local lo permita. Consulta la legislación de la zona donde vayas a veranear y busca en internet lugares donde sean bienvenidos, afortunadamente cada vez hay más. Por otro lado, es bueno que conozcamos algunas normativas que protegen y regulan la vida de los animales. Antes hemos mencionado lo de las razas consideradas peligrosas, y la obligación de un seguro, pero también está por ejemplo, la prohibición de dejar al perro dentro de un vehículo a pleno sol, esto puede conllevar multas importantes.

Cómprale juguetes específicos para su tamaño y disfruta de su compañía jugando pero de manera que no se haga daño. Los palos que tanto les gustan a menudo se quiebran ocasionándoles heridas que en verano pueden infectarse más fácilmente, por no hablar de cómo pueden dejarte el jardín llenándolo de astillas cuando los muerden hasta deshacerlos y el peligro de clavártelas cuando estéis descalzos.
Los juguetes de tripas les entretienen y sirven para que se limpien y afilen los dientes.

No te olvides de desparasitarle y renovarle los collares antiparásitos, así como la vacuna anual. Un perro sano es un perro alegre y en ese carácter además de su higiene influye la calidad del trato que tengas con él ¿sabes que las personas que tienen perros se ponen enfermos un 30% de veces menos? Disfruta de tu perro en verano… y el resto del año. La compañía que suponen, la fidelidad que guardan y el amor incondicional que dan no tiene precio.


martes, 5 de julio de 2016

Cultivar hierbas aromáticas.

El uso de las hierbas aromáticas en nuestra cultura.

El contar con hierbas aromáticas en el jardín o terraza además de ser un elemento paisajístico más, es una de las costumbres más arraigadas en nuestra cultura mediterránea. Este tipo de plantas se han utilizado desde la antigüedad como un verdadero botiquín natural pues contienen aceites esenciales que bien utilizados ofrecen efectos beneficiosos y se usan en aceites, ungüentos, en la comida, en tisanas, en refrescos, en cosmética... pero si vas a utilizarlas de manera artesanal  hazlo siempre con moderación.

Tomillo en flor.
Además ofrecen una gama de aromas muy agradable y algunas de ellas son auténticos repelentes de los insectos como las lavandas, la albahaca o la menta. Este grupo de plantas tiene la peculiaridad de no sufrir la mayor parte de las plagas propias del huerto, pero son susceptibles al exceso de humedad, por lo que cuando veas hojas con marca de presencia de hongos, limítate a quitarle esas hojas y a espaciar más los riegos y no vuelvas a regarlas hasta que el sustrato se muestre seco.

Como hemos dicho, tienen una función paisajística indudable y es fácil integrarlas en el diseño del jardín o terraza como son las salvias, lavandas, romero, tomillo, hierba luisa, laurel o cebollinos.

Romero de tipo rastrero
Como culinarias podemos diferenciarlas entre las conocidas como las "finas hierbas" y que serían el perejil, cebollino, estragón, perifolio... que se utilizarían preferentemente en estado fresco y muy picadito. Las llamadas "hierbas provenzales" que abarcarían el orégano, la albahaca, el romero, tomillo, laurel, se utilizan tanto en fresco como en seco. Sólo hay que pensar en uno de nuestros platos más típicos, la paella, que en su formato más original, la de campo, utiliza como ingredientes principales, aparte del arroz, el conejo y el tomillo o romero, así que no son cosa de italianos, si no más bien de la zona mediterránea.

Cultivo de las aromáticas.

Se pueden cultivar prácticamente en cualquier rincón del jardín. La clave es encontrar un sitio adecuado para sus requerimientos luz.
¿Dónde colocarlas? En sombra o semisombra. Con tener 3 ó 4 horas de luz tienen suficiente, incluso las de tipo herbáceo las puedes cultivar dentro de casa si el ambiente es luminoso aunque deberás humedecerlas con algún spray de agua para compensar la sequedad ambiental del interior en los meses de calefacción.
Utiliza mejor abonos orgánicos que químicos, los hay en formato líquido para disolver en el agua de riego. Y mantenlas limpias de hojas y flores marchitas. Si ves ramitas de crecimiento débil , aplica una poda de pinzamiento recortándolas con los dedos para que las ramas más fuertes crezcan mejor.


Recolección de las aromáticas.

Para que no pierdan sus aceites esenciales es mejor recolectarlas o bien a primera hora de la mañana o cuando caiga el sol y se hayan recuperado del calor diurno. Y si las quieres desecar, no lo hagas bajo la luz del sol, cuélgalas boca abajo en zona de sombra tras haberlas lavado y secado con papel de cocina. Cuando ya se hayan secado, hay que meterlas en un frasco de cristal  y guardarlas en lugar seco si las quieres utilizar para condimento. Si es para perfumar, utiliza bolsas de tela tipo gasa o venda que dejen pasar sus aromas.




jueves, 30 de junio de 2016

Huerto urbano: rotación de cultivos.





A la hora de plantear un huerto siempre surgen dudas de qué plantar, pero no de cómo plantar y quizás ésa sea la pregunta de partida ya que con una buena planificación de la distribución del terreno el resultado de la cosecha será mucho más satisfactorio pues no esquilmaremos la tierra de plantación.
Las hortalizas se dividen en cuatro grupos con necesidades comunes y su cultivo debe rotarse de manera que la plantación de un grupo no se repita en el mismo trozo de terreno del huerto al año siguiente. De esta manera el rendimiento de los nutrientes del terreno es mayor y la cosecha será de mayor calidad. A su vez, durante el invierno, no es aconsejable dejar el terreno vacío en caso de que os de pereza seguir trabajando el huerto o la disponibilidad de vuestro tiempo sea menor. Podéis ir creando un abono orgánico de manera natural si sembráis forrajeras por ejemplo como la avena o la flor de mostaza o zanahorias y nabos que requieren menos atención pero irán esponjando el terreno y aportando nutrientes para la primavera o bien, si dejáis que las hierbas silvestres aparezcan, no las quitéis, al llegar la época de plantación será cuando deberéis remover todo el terreno y mezclarlas con el mismo una vez desenraizadas para aprovechar su capacidad de materia orgánica.

Pero volvamos a la rotación de los cultivos y a saber qué hortalizas forman cada grupo para tener claro cómo plantar y así solucionar la primera incógnita de qué plantar.

Primer grupo:  las solanáceas.
Son hortalizas muy exquisitas en cuanto a las necesidades de abono orgánico y  no vienen a ser otra cosa más extraña que los tomates, las berenjenas, los pimientos, patatas, batatas  y boniatos.

Segundo grupo: las legumbres.
Judías verdes, guisantes, habas, garbanzos... y se las considera mejorantes del terreno ya que fijan en el terreno el nitrógeno, lo cual será más que beneficioso para el siguiente grupo al año siguiente.

Tercer grupo: las coles.
Las que forman esta familia necesitan muchísimos nutrientes, son de las que dejan el suelo pidiendo a gritos abonarse tras su cosecha. Y son también de las más decorativas y que pueden formar parte del diseño dela jardín: el repollo, lombarda, coliflor, brócoli, o coles de bruselas.

Cuarto grupo: plantas de raíz.
Las cebollas, chalotas, puerros y zanahorias que además de airear el terreno y esponjarlo al penetrar en él, son de las que necesitan poca agua y poco abono.


Y además podemos incluir otras opciones que serían como el grupo comodín pues no necesitan rotación y podemos plantar en cualquier hueco del huerto y no son menos apetecibles que el resto: rabanitos, lechugas, calabazas, pepinos y espinacas.

No dejéis de ver los otros post acerca del huerto de este blog para aprender más trucos. Solo teneís que poner la palabra "huerto" en la ventana de búsqueda para ver todo lo que escrito sobre ello.
¡Buena cosecha!